Actualidad

España contribuye al bienestar social con una muñeca sexual con inteligencia artificial

La industria de Onán evoluciona y una España pionera en cerdadas deja en la obsolescencia a los tradicionales hinchables con forma de mujer cubista.

Si hace unos días se anunció la creación del primer prostíbulo de muñecas sexuales en España, concretamente en Barcelona, ahora un “ingeniero” catalán, al parecer “experto en nanotecnología”, ha creado a Samantha, una muñeca sexual que incorpora “avanzadísimos” algoritmos de inteligencia artificial, según el propio “ingeniero”.

Sin embargo, profesionales de la informática consultados por Tradición Digital ponen en duda, a tenor de lo que con cierto asco han podido ver en las noticias, que se trate de “inteligencia artificial” y muchísimo menos “avanzada”.

“Si acaso —nos explican— se tratará de una secuencia de claúsulas if-then-else o switch-case en la programación del algoritmo”. “Parece mas bien —continúan explicándonos— el típico caso del payasete aburrido y aficionado a las aberraciones onanistas, cuando no enfermo mental, que por algún motivo quiere llamar la atención y tener en los medios su minuto de gloria. En cualquier caso yo no contrataría a ese tío ni para que me subiese una página a internet.”

El potro de plástico es bastante modosito ya que al parecer reacciona a los estímulos recibidos y además cuenta con tres modos de funcionamiento: familiar, romántico y sexual.

Ya nos imaginamos, por tanto, a los futuros usuarios llevándose a la bicha al restaurante para una velada romántica en su primer modo de funcionamiento. Después de preñarla y traer al mundo descendencia de muñequitos se le daría al interruptor de modo familiar para llevarlos a todos al parque temático preferido. Lo bueno es que los “niños” no darían la lata con el pipí. Y después, en la intimidad de la alcoba se le daría al botoncito para entrar en modo sexual, en cuyo caso el objetivo sería proporcionarle al saco de plástico un gozoso orgasmo, según declara el “genio” que ha inventado la cosa. A lo que añade que “mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”. ¡Que se enamoren de ello!

Y no, no es 28 de diciembre (día por cierto profanado por la moda de la bromas, a lo que los cristianos no se deben sumar), es que sencillamente siempre nos equivocamos cada vez que se nos pasa por la cabeza aquello de que en estepais eXpaña ya no cabe un tonto mas (y ni un guarro mas, añadiríamos): a la vista está de que sí, de que siempre acaba cabiendo otro mas. Y es que hace falta que la sociedad esté muy pero que muy podrida para que a un sujeto se le pasen por la cabeza semejantes anormalidades y que encima haya cerdos dispuestos —como sin duda los habrá— a gastarse los dineros en la última moda de los hinchables de Onán.

El lector que desee perder su tiempo puede buscar vídeos de la muñequita y de su “genio” creador en internet, nosotros nos negamos a ensuciar nuestras páginas.

Por cierto, ¿que es lo que sucede en Cataluña en la que tanto abundan este tipo de cerdadas? Pobre Cataluña, pobre España.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s