Editorial·España

Gibraltar: ¿Nos vamos enterando?

Desde el Brexit, gran acontecimiento por cierto, se ha vuelto a poner de moda hablar de Gibraltar. Y mas que oiremos seguir hablando de Gibraltar si bien normalmente las habituales estupideces democratistas y europeístas. Pero vayamos al fondo de la cuestión.

Por honor lo que habría que hacer es echar al cerdo inglés de nuestro sagrado suelo patrio, y hacerlo de una vez por todas y a ser posible por las buenas, pues por las malas lo vemos difícil. Y es que ya está bien de vejaciones por parte del cerdo británico.  Y el español que no lo vea así, o que le importe un bledo, no es un español sino un gusano sin honor, o sencillamente un eXpañol. El problema es que es difícil reconocer hoy día a España y a los españoles, pues lo que abundan de forma sobreabundante son eXpañoles, moradores de la bastarda eXpaña.

Para echar al cerdo corsario lo primero que hay que hacer es cerrarles la verja a cal y canto. Si hay que esperar a que se materialice el Brexit se espera, pero ni siquiera este es el modo mas conveniente. En cualquier caso hay que estar dispuestos para la guerra, guerra comercial y política queremos decir. Y por eso debemos estar dispuestos a renunciar, entre otras cosas, al turista anglo-brit, al turista anglo-useño e incluso al turista europeo en general, que por cierto suele ser turismo de borrachera o de geriátrico. Pero salgan las cuentas de resultados económicos o no lo cierto es que las cuentas patrias no salen y si queremos recuperar la integridad territorial habrá que pagar la factura. Ahora vayan y díganselo a los hosteleros españoles y a los promotores inmobiliarios, empezando por los que llevan una pulserita con los colores de la rojigualda y no se pierden ni un partido de la selección eXpañola de balompié.

Sin embargo el problema de fondo de España no es Gibraltar, Gibraltar es solo uno de los síntomas. No nos engañemos: los europeos no son nuestros amigos, nunca lo fueron, siempre nos odiaron y nos envidiaron a muerte, y siempre lo harán. Con esa envidia y ese odio de la Leyenda Negra que como una peste negra sigue corriendo por sus venas, y siempre lo hará, y que para vergüenza y ultraje a España consiguieron inocular en esta raza maldita y descastada de eXpañoles sin honor que tanto gusta de vivir con las rodillas hincadas, la oreja pegada al suelo y con los cuartos traseros orientados al norte; si nos explicamos. País de sodomitas que gustan con gozo morder las almohadas en los colchones del lupanar europeo: en eso nos hemos convertido, ni mas ni menos.

España es hoy y desde la maldita democracia un estado lacayo y una colonia, no un país soberano. Si no entendemos eso no entendemos nada. Y un país sin soberanía es un país sin honor. Ese es el problema. Si hablamos de falta de soberanía y de deshonor lo que habría que hacer es recuperar la soberanía para recuperar el honor. Y para resoberanizar España habría que hacer muchas cosas, empezando por su reindustrialización y el replanteamiento de las alianzas comerciales, políticas y militares.

España debería abandonar el esquema socio-ecónomico al que hemos sido relegados de forma absolutamente no casual y deberíamos aspirar a ser mucho mas que un país que se dedica a hacerles la cama y a ponerles el mantel a los señoritos europeos que vienen de vacaciones a que les sirvamos como los obedientes y sumisos sirvientes que somos, que es lo que se espera de nosotros.

España debería salir de la Unión Europea, tal cual ha hecho el Reino Unido porque si el inglés es un cerdo lo es al menos con honor y con soberanía y autonomía, mientras que esta eXpaña porcina no tiene ni soberanía ni autonomía ni honor.  Así que con Europa juntos pero no revueltos, llevarnos bien sí pero sin ceder soberanía, y esto los brits lo han entendido bien, siempre lo hicieron, por lo que vemos que hasta de los cerdos se puede y se debe aprender.

Por lo mismo España debería afrontar el sacrificio de abandonar el euro y volver a una moneda nacional y soberana porque la soberanía debe ser completa y eso incluye la economía, como talmente siempre supieron hacer nuestros amos los brits.

Y aun mas España debe volver a su tradicional neutralidad en el tablero geoestratégico al tiempo que fortalece su ejército que en la práctica se ha quedado en la nada y está lleno de trepas mariconas cuando no masonizados totalmente, entregados a la voluntad de las potencias extrajeras para poder conseguir el siguiente ascenso a costa del honor del ejército y de la patria. Miserables oficialuchos de tres al cuarto, miserables. Por tanto España debe abandonar ese engendro criminal llamado OTAN y darle una soberana patada en el culo hasta el último soldado extranjero, useño para mas señas, que nos humilla desde hace tiempo orinándose sobre nuestra sagrada piel de toro. Fuera bases militares extranjeras, que se las metan los anglos por donde les quepan, criminales desgraciados, gentuza.

Y si decíamos en el principio que deberíamos ir al fondo de la cuestión ya estamos llegando. Porque para hacer todo esto lo primero que habría que hacer es neutralizar a la anti-España interior, que es la bastarda eXpaña con sus ubicuos sodomitas eXpañoles, cerdos de la peor ralea mucho peores que los cerdos ingleses. Los cerdos eXpañoles son legión; españoles que se confiesen patriotas de verdad serán una media docena y mas de la mitad lo estarán haciendo en falso.

Ahora somos ateos, apóstatas, anticatólicos o neo-católicos conciliares; estamos por la democracia, ese engendro de Satanás y o somos socialistas o neo-comunistas bolivarianos, que manda dídimos, o sencillamente somos liberal-socialistas traidores de la gaviota, que manda mas dídimos todavía; somos modernos, muy europeístas, muy de leyenda negra y avergonzados de nuestra gloriosa historia sin igual; estamos por los derechos de los animales mientras asesinamos sin pestañear a nuestros hijos, criaturas inocentes, en los mismos vientres de sus criminales madres: pero Dios hará justicia a todos; consideramos superados el sagrado matrimonio y la igualmente sagrada familia, porque ahora lo que se lleva, y con ello pervertimos a nuestros hijos en nuestras ikastolas de Satanás, es toda pordiosera unión contranatura. ¿Hace falta seguir? Pues et cétera.

En definitiva nos hemos convertido en aquello que siempre quisieron vernos convertidos nuestros enemigos. Ya no somos católicos, ni españoles, ni soberanos, ni como individuos ni como nación, y lo mas divertido es que estamos encantados con ello: postrados y gozosamente encantados de recibir las vejatorias embestidas de nuestros seculares enemigos, empezando por los mismos anglos. Ya no somos nada.

Debemos entenderlo: estamos sometidos pero encantados de estarlo. Por eso el problema no son los cerdos ingleses, sino que el problema somos nosotros mismos al habernos convertido en auténticos cerdos eXpañoles, traidores y descastados, gentuza abyecta sin ningún tipo de honor. El problema pues, ni son los ingleses ni es que Gibraltar sea una colonia británica en suelo patrio: el problema es que España entera es desde hace mucho tiempo una colonia sometida a los intereses de los seculares enemigos de España. Y todavía no nos hemos enterado, ni nos queremos enterar. Así que, ¿no va siendo ya hora de que nos vayamos enterando de quién es el mayor de los cerdos en esta historia?

Bartarda y cerda eXpaña, bien representada por ese escudo que simboliza una constitución apóstata, traidora, liberal-socialista y masónico-luciferina.
Anuncios

2 comentarios sobre “Gibraltar: ¿Nos vamos enterando?

  1. En el fondo estoy de acuerdo, pero no es un problema entre españoles e ingleses, es un problema de todos los occidentales que efectivamente están secuestrados por La Masonería.

    Muy poca gente ve éstos problemas, todavía hay millones de personas que creen que votando a Izquierda y a Derecha* ( liberales ) van a resolver algo.

    Los ingleses han sido engañados, de forma general, y todavía siguen estando engañados ( unas veces por intereses otras por ignorancia ) al igual que españoles, franceses, italianos, alemanes ( Oh, Alemania ; una nación secuestrada descaradamente desde el final de la S.G.M. ) y, así un amplio repertorio.

    El problema de la situación de Calpe o Gibraltar es producido históricamente por La Masonería ( hoy masones españoles y masones ingleses se lanzan frases para seguir engañando a los occidentales, como en otros tiempos ).

    Fíjese si nos han engañado, que la gente cree todavía que estar en la U.E. es algo positivo cuando es la causante del ahogamiento a naciones como España.

    Lo de Gibraltar sinceramente me da igual, porque lo que viene es algo mucho más grande, es una Guerra Civil Occidental, y cada día que pasa es peor con los ciudadanos mirando para otro lado para todo tipo de asuntos.

    El artículo está bien, pero en un estilo diferente al mio, por ello no quita que pueda tener razón y coincida con vosotros en la forma de entender los problemas que nos tienen secuestrados.

    Interesante, gracias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s