El diario de el paco

Moros en la basura

Hoy se me ha acumulado el trabajo en la oficina y he llegado tarde a casa, pero no quiero acostarme sin antes contar lo que a última hora de la tarde he visto mirando por la ventana de mi despacho, que es todo un escaparate del mundo, pues por aquí pasa de todo y desde aquí no se me escapa nada, como si fuera una ventana indiscreta.

Ha pasado un moro con su coche (hemos de suponer que es suyo), un coche moderno, no una tartana, y como justo abajo están los contenedores de basura se ha parado, se ha bajado, ha mirado, ha visto algo que le ha interesado fuera de los contenedores y lo ha metido en el maletero. Luego ha vuelto y se ha puesto a rebuscar dentro de los contenedores y algo también se ha llevado. No es la primera vez que veo a moros rebuscando en la basura, aunque es muy raro.

Curiosamente nunca he visto ni a negros ni a andinos, que junto con los moros conforman entre todos el grueso del cuerpo invasor por esta zona. Los que si se ven buscando son autóctonos, sobre todo gente mayor (un dolor), lo cual nunca se había visto hasta que llegó la crisis y la invasión. Y como siempre los gitanos, o mas bien las gitanas que van haciendo su recorrido tradicional por los contenedores de la ciudad. Que me llamen racista, me da igual, estoy contando la realidad y por aquí todos lo saben, y yo hablo de lo que veo.

El caso es que lo del moro motorizado rebuscando en la basura sí que me ha chocado. O sea, que rebuscar entre la basura da por lo menos para mantener un coche, o la parte que le toque si es compartido. A saber. En cualquier caso habrá que ser positivo y verlo como una mejora (entiéndase…), porque aquí los moros por lo habitual se pasan el día en las plazas fumando y hablando entre ellos, a saber de qué.

En cualquier caso hasta fijándonos en los moros vemos como los tiempos van cambiando. Si hoy ha sido el moro motorizado rebuscando en la basura, no hace mucho fue que me encontré exactamente en el mismo sitio, a mediodía, a dos moros completamente trompas, borrachos como cubas aunque en plan relajado, riéndose y haciendo esfuerzos para mantener el equilibrio. Esto sí que fue inaudito para mí, porque esto es muy propio de andinos, unos auténticos borrachines como todo el mundo sabe aquí, pero en moros es lo nunca visto. Incluso me han contado, aunque yo no lo he visto, como no pocas familias moras se llevan de los supermercados los jamones serranos a pares.

Por no hablar que viene siendo cada vez mas normal ver a las moras sin el trapo en la cabeza y sin el camisón de andar por casa, occidentalizadas hasta en la forma de vestir e incluso a veces hasta con ropa ajustada. Esto se ve sobre todo en los moros en edad escolar, los que están en el colegio o los institutos, que son nacidos en España y según la ley vigente españoles de pleno derecho. Hasta tienen el acento regional y por lo único que se les distingue es por los rasgos fisiológicos de su raza moruna.

Es decir, que ya podemos ver por los hechos lo que en Tradición Digital siempre mantuvimos, a saber, que la Bestia no consentirá la islamización de Europa y Occidente, sino que lo que pretende es introducir a Mahoma para seguir disolviendo lo que reste de cristiandad, al tiempo que se va asimilando a la morería como una opción religiosa y cultural mas (aunque al final todo se quede en lo estrictamente cultural) dentro de la gran familia de la religión del hombre.

Es cierto que aun se ven trapos en las cabezas de las moras, y hasta moras tapadas hasta las orejas, y no es raro ver por aquí a sarracenos en camisón, gorro de enfermero y chanclas de piel de camello, pero la tendencia que todo esto tiene es la desaparición para ir dejando paso a un sector de población occidentalizado, liberal, que profesa la religión del hombre aunque con formas y costumbres de arraigo moruno. Lo mismo que está ya pasando y casi se ha conseguido del todo con la población autóctona descristianizada.

No imperará la religión de Mahoma, obra de un hombre demonio, sino que imperará la religión liberal del hombre, que es obra de un demonio angélico: Satanás. Lo atestigua la cada vez mas frecuente ausencia de trapos morunos en las cabezas de las jóvenes mahometanas españolas; lo atestiguan las lonchas de jamón serrano en las mesas de no pocas familias musulmanas; lo atestiguan los moros borrachos como cubas en medio de la calle a plena luz del día; y lo atestigua el moro motorizado que he visto hoy rebuscando en los contenedores de basura.

Tengámoslo bien en cuenta a la hora de diseñar la estrategia que el remanente católico y patriota hemos de seguir para enfrentarnos a los criminales designios que la Bestia  tiene preparados para nosotros.

Santiago Apostol, discípulo del Señor, hijo del trueno, patrón de España, ruega por nosotros y líbranos de nuestros enemigos, empezando por los mismos liberales donjulianes y connacionales nuestros.

Anuncios

3 comentarios sobre “Moros en la basura

  1. El artículo es como si lo hubiera escrito nosotros mismos.

    Efectivamente, el artículo precisa la realidad.

    Lo de los contenedores de basura, es habitual ver a españoles rebuscar en la basura, sobretodo para recoger cartón y papel, además de chatarra ; digamos que el negocio de la chatarra ha cambiado de manos, ya que algunos perfiles sobreprotegidos en España reciben las famosas ayudas preferentes socioeconómicas para las familias, en otros tiempos también casas preferentes VPO. Pero también los hay de la Europa del Este ( cosovares, y similares etnias ), se nota en las facciones.

    Por mi ciudad ya he visto desde hace algunos años gente de raza negra con uniforme de los Servicios de Limpieza, será alguien preferente en las plazas de operarios de éstos gremios, y además muchos amerindios en gremios variados ; repartidores, camareros, cajeras, etc.

    Precisamente hace unos años, casi dos décadas, conocí a un sirio que trabajaba de limpiador ( mantenimiento de superf. ), y era casi una novedad ver a un sujeto de tal lugar en España, vaya a Alemania hoy lo raro es ver a un alemán.

    Estas negligentes políticas ( inmigración salvaje e impuesta sin consulta legal ) no conducen nada más que a provocar una situación de reacción natural y lógica en la población nativa de Occidente, pero mientras tengamos políticos masones y la pobalción no abra los ojos irá a peor, lamentablemente, y todo aquel que sufra las consecuencias se convertirá en un patriota occidental, de forma convencida, a muerte. Es lo que tiene jugar con fuego, para entonces algunos intentarán todavía convencer a los indecisos ciudadanos como en otror tramos de la Historia lo intentó Oppas con Delay en el 717 en Covadonga.

    Eso sí, muy poca gente con posibles puede y quiere darse cuenta de lo que ocurre, miran para otro lado, creyendo que todo cambiará a un estado mejor o como en otros tiempos. Nada de eso, todo irá a peor ; en el amplio de la palabra, y ya sabemos cuál es la solución final, de todas formas ha quedado claro que nos quieren substituir ; qué podemos perder.

    Interesante artículo, que como digo es de puro sentido común, aunque algunos en sillones y poltronas lo señalen como una actitud intolerable, señal que no se miran en el espejo aun siendo narcisistas en espejos sucios y empañados con los padecimientos de inocentes y olvidados.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s