Mujer·Religión

Comentarios al Matrimonio

Y en este caso cuando decimos comentarios nos estamos refiriendo a los comentarios de los lectores en esta noticia:

Papa Francisco: «El matrimonio es para siempre. Si no, es mejor que no te cases» | abc.es

Además de los que a nosotros a su vez nos inspiran.

Nos alegra ver que hay católicos que por lo menos en temas puntuales tienen las cosas claras. La catolicidad conciliar en general está claro que perdió el oremus hace mucho tiempo. ¿Y sobre el hombre que dice venir del fin mundo que diremos? Pues lo que ya sabemos: hoy dice una cosa, mañana la contraria, y pasado mañana hace algo entre medias, etc… con la consecuencia (nosotros pensamos que buscada) de crear una destructiva confusión.

Nos tomamos la libertad de hacer ligeros arreglos ortográficos y de estilo, además de hacer unos comentarios que por otra parte hace tiempo que queríamos hacer y que quizás repitamos en el futuro de forma mas específica. Avisamos que afrontamos el tema desde una perspectiva rigurosa, así que quién sienta que se pueda escandalizar mejor que no siga.

martamora: El matrimonio no va solo de amor… es un contrato de por vida… te comprometes, das tu palabra… el amor puede o no estar, no es condición para que el matrimonio exista… el matrimonio es una sociedad de por vida en la que las dos personas involucradas toman decisiones basadas en la existencia de ese contrato, basadas en que ese contrato es serio y permanente….

Desde el momento que el contrato no vale nada, la familia y los sacrificios que llegues a hacer por esa familia no valen nada, estamos en un mundo en el que cada vez menos gente esta dispuesta a sacrificar nada por su familia, porque antes, si dabas tu dinero o tu tiempo a tu familia, lo estabas invirtiendo en un grupo al que siempre ibas a pertenecer… pero si la familia no es permanente, no vas a querer poner tu dinero en común, ni renunciar a tu trabajo para cuidar a los hijos, ni renunciar a un ascenso para cuidar a un familiar enfermo… porque eso que das por tu familia, cuando la familia se deshace se pierde.

Desde que existe el divorcio la familia ya no vale nada y nadie en su sano juicio daría nada por una familia que no es para siempre… ¿Como vas a quedarte en casa cuidando a tus hijos pequeños y a tu suegro anciano? ¿Cuando te divorcies que vas a hacer? ¿Como vas a poner tu casa a nombre de tu mujer y tuyo? Cuando te divorcies pierdes tu dinero. Todo hoy se hace pensando en lo que va a pasar cuando te divorcies. Para eso mejor no casarse.

El matrimonio es un CONTRATO, el mas serio ya que lo haces ante Dios como testigo… El amor, es opcional y con los años es mas bien cariño, el matrimonio desde el principio de los tiempos puede o no tener atracción sexual, el matrimonio religioso no se basa en la atracción sexual sino en el compromiso de dos personas de asociarse y poner en común todo lo que tienen y todos sus esfuerzos al formar una familia indisoluble y estar juntos por el resto de su vida pase lo que pase… Es un contrato por el que se genera una sociedad… y que la pasión se acabe pasa casi siempre y no es motivo para acabar con el matrimonio cristiano.

Precisaríamos aquí que es conveniente por lo menos el mínimo de atracción sexual para poder consumar el acto conyugal, mediante el cual se busca la consecución del fin primordial del matrimonio, cual es la procreación y crianza de los hijos. Además: no solo es conveniente sino deseable que exista una saludable atracción física entre los cónyuges.

Precisamos también que igualmente el amor aunque técnicamente hablando quizás no sea necesario si que es conveniente, y hasta podríamos decir necesario teniendo en cuenta que no nos referimos a ese tipo de amor romanticoide y apasionado que tanto nos han metido por los ojos con tanta propaganda y que tanto daño ha hecho en realidad, al dar lugar a una confusión que ofusca el conocimiento del verdadero amor con la consecuencia de generar ulteriores frustraciones que acaban por dar al traste a tantos y tantos matrimonios. El amor verdadero, en realidad, es algo muy superior a eso y sin amor verdadero difícilmente va a ser posible sacar adelante un matrimonio y una familia. Por eso entendemos que cuando se dice que “el amor es opcional” se está refiriendo en especial a este tipo de enamoramiento romanticoide y pasajero, que no necesariamente tiene que estar de mas siempre que se sepa que es lo que es y qué cosa son el verdadero amor y el verdadero matrimonio.

Y aprovechamos para recordar que el neo-catecismo de la iglesia conciliar degrada al fin primordial del matrimonio: la procreación y crianza de los hijos, a la categoría de secundario, siendo esta una de las mas notorias contradicciones con el magisterio perenne de la Iglesia. Una de las razones por las que no hay que acercarse al catecismo conciliar, como no hay que hacerlo (salvo los que sepan lo que hacen) a la iglesia conciliar con su magisterio conciliar.

El matrimonio no va de amor… El matrimonio es un contrato de por vida, haya o no amor, el contrato sigue a base de respeto y compromiso…

El concepto clave a entender y retener, y es precisamente lo que no queremos entender, es que el matrimonio es un contrato y un contrato de por vida. Un verdadero acto jurídico en el que, digamos, se pone Dios mismo en medio como testigo y casi como hasta parte, en el sentido de que una infidelidad al cónyuge es una infidelidad al matrimonio, contrato y sacramento, y por tanto una infidelidad al mismo Dios. Que Dios nuestro Señor intervenga de esta manera en el matrimonio da una idea de la importancia que tiene esta institución elevada al orden sobrenatural como un sacramento por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Y si es importante en el orden divino el matrimonio ya podemos imaginarnos la gravedad de la transgresión que de continuo se hace hoy día del matrimonio. Si Dios se pone en medio como tercera parte en el matrimonio podemos pensar que lo hace precisamente para dar mas fuerza al vínculo conyugal contra el desastre de la infidelidad y del repudio, ya que podemos pensar que con el trascurrir de los años y el acontecer de los problemas es fácil tropezar y caer en la tentación. Difícilmente respetaríamos al cónyuge si no fuera porque Dios está en medio, pensando como en la parábola de los viñadores homicidas (“a mi Hijo lo respetarán”). De esta manera Dios se pone en medio y participa para proteger al mismo matrimonio y al mismo cónyuge de las malas intenciones que pudiera tener en su contra el otro cónyuge.  Sin embargo hoy día nos da igual todo y no respetamos ni al cónyuge, ni al matrimonio, ni a Dios mismo. Esto es lo grave.

No pasa nada porque no te cases, si no estas seguro de que vas a seguir toda la vida, no te cases y listo… no hay necesidad de firmar un contrato que no piensas cumplir… ¿por la fiesta y las fotos?

La gente hoy día no sabe distinguir lo que es el matrimonio de lo que es el arrejuntamiento. En el pasado se arrejuntaban igual pero de forma secreta, via concubinato escondido, via adulterio, pero evitando en general el escándalo. Se sabía lo que era el matrimonio y de una manera u otra se respetaba, entre otras cosas porque al menos esa parte de la Ley de Dios aun no había sido abrogada por los hombres en medio de su sociedad, que al menos en otros tiempos era formalmente cristiana.

Pero hoy día no se sabe distinguir matrimonio y arrejuntamiento, y lo que es peor, se entiende por matrimonio como la expresión social de un cierto estado de mutuo sentimiento y atracción afectivo-sexual, que suele ser pasajera y dura lo que dura la pasión de tipo sensual. Naturalmente luego vienen los desastres, cuando la fantasía se agota y los cónyuges pasan de estar super-enamorados a no poder ni verse la cara. Porque no se entendió en su momento lo que era el matrimonio y lo que el matrimonio implica.

Así que, efectivamente, si no está uno preparado para el matrimonio mejor no se case. No quiere decir esto que se convierta el individuo en un crápula adicto al concubinato y al fornicio, sino que si no está preparado para el matrimonio entonces que lleve una vida célibe y completamente casta, pues el acto sexual no está hecho para el propio entretenimiento y goce sino que su finalidad es la generación de vida natural y, consecuentemente, sobrenatural (si el hombre pone la carne, Dios es el que da alma, vida, a esa carne).

El goce sensual es consecuencia, y así debemos verlo, de ese generoso acto de creación. No es que el acto de procreación sea una consecuencia (generalmente vista como indeseada, de ahí los anti-conceptivos y el aborto) de un acto de goce propio, es decir masturbatorio. Pues, aunque no lo sepan, la inmensa mayoría de los que tienen relaciones sexuales, bien sea casados o no, lo que hacen es utilizar el cuerpo de la pareja para el propio goce, es decir se utiliza a la pareja como un instrumento masturbatorio, como un juguete sexual, siendo la intención del emparejamiento y del acto sexual de corte puramente egoísta. Y todo esto es consecuencia de no saber, y no querer saber, ni lo que es el matrimonio ni lo que es el verdadero amor.

Es lo de siempre, y lo que desde el principio fue: la tentación del culto idolátrico a sí mismo, esa velada  fantasía de creerse a sí mismo como un dios.

∗ ∗ ∗ 

SEGISMUNDO96:
– Oye, que dice el Papa que el matrimonio es para siempre.
– Conforme, ¿pero cuál: el primero, el segundo o el tercero, que es por el que voy yo?

– Yo creo que el Papa se refiere al último matrimonio.
– Me quitas un peso de encima, porque tengo el ojo puesto en a una chavalita, vecina, que con eso de que se ha echado perro y tal, coincidimos en el parque y la tengo a punto de caramelo. ¡Viva el Papa!

Tradición Digital se somete siempre al magisterio milenario, tradicional y pre-conciliar de la Santa Madre Iglesia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s