Editorial·España

Empel y hoy

Como nos suele ocurrir a veces, un comentario o una respuesta a un comentario se nos hace demasiado largo así que aprovechamos para elevarlo a categoría de artículo. En esta ocasión respondemos a nuestros amigos de La Gazeta Occidental.

En realidad a nuestros compatriotas catalanes que permanecieron desde el principio y hasta hoy dando la cara para llevarse todos los tortazos los dejamos solos desde el mismo comienzo de todo, tal como hicieron los políticos. En general así fue y así sigue siendo. Una vergüenza de la que nos gustaría hablar en otra ocasión.

De la situación actual de España y su futuro (o no-futuro) también hablaremos, Dios mediante, en otra ocasión. En cualquier caso de lo que se trata es de ser realistas: ni positivos, ni negativos; ni ilusos, ni deprimidos; sino sencillamente realistas.

Por eso, acerca de si debemos esperar otro Empel o no, debemos primero considerar que las diferencias entre ayer y hoy son notables. Aquello fue un milagro, un grandísimo milagro, obtenido de Dios por la Santísima Virgen en favor de unos pobres soldados desamparados, desahuciados, pero unos soldados que tenían Fe, que rezaban y que tenían fe en la eficacia de la oración. No se trató de una victoria decisiva ni nada por el estilo, sino que tan solo un grupo de hombres valientes, patriotas y devotos fue salvado de una masacre garantizada. Y aun con eso fue necesario que los propios soldados tomaran la iniciativa con tan grave riesgo que muchos perdieron la vida en las escaramuzas. España era entonces una devotísima y fervorosísima nación católica que ofrecía generosa y abundantemente su sangre y sacrificios de todo tipo en la defensa de la Fe frente a la revuelta de los herejes. ¿En qué se parece esto a la situación actual? Si hasta los pocos patriotas que quedan hoy día han perdido de hecho la fe.

Por otra parte, mucho mayor que el milagro de Empel fue el de la victoria lograda en la Cruzada Nacional del siglo pasado. De nuevo una España acosada, superviviente y condenada a una masacre asegurada se encomendó a Dios con ferviente oración a la vez que se arriesgó a todo o nada en un desigual combate el que tenían todas las de perder. Que se lograra la victoria fue otro grandísimo milagro. Sin embargo, aquellos mismos que rogaron y que fueron escuchados, luego acabaron traicionando a Aquella que intercedió por ellos y a Aquel que atendió las súplicas. Y la traición empieza siempre con el pecado personal, sigue con la pérdida de la fe y acaba como estamos viendo hoy día: una España de la que deben sentir una bochornosa vergüenza aquellos que durante siglos dieron toda su vida, en el campo de batalla, o mediante tantos trabajos y sufrimientos en el día a día, para forjar una gloriosa patria católica que hoy día no es mas que una caricatura burlesca de lo que un día fue, llena de niñatos, cobardes, ladrones, criminales, putas y maricones.

No, en realidad nos merecemos lo que tenemos. No habrá otro Empel, ya se nos han concedido demasiados Empel para acabar siempre abofeteando, escupiendo, insultando y crucificando a Aquel que siempre se ha mostrado tan dadivoso y tan generoso con esta España tan descastada y tan podrida. En cualquier caso siempre se pueden salvar los muebles, siendo en realidad el mueble el mas preciado bien, que es el alma propia, el mayor tesoro de cualquier persona. Podemos empezar por procurar ser buenos cristianos por encima de cualquier otra cosa. El verdadero milagro, el verdadero Empel, sería que alguien lo hiciera. Por eso dudamos que vaya a haber otro Empel, porque España ya no es cristiana, ni quiere serlo. Ya no lo son ni los que se dicen patriotas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s