Editorial · España

Candidez liberal

Es cierto que hoy la defensa de la nación corre a cargo principalmente de algunos pocos liberales, mas o menos liberales, bien sean ateos, agnósticos, católicos culturales o católicos conservadores conciliares. Pero es que, precisamente por causa del liberalismo, ya no quedan prácticamente católicos de pura cepa en España y por tanto solo se puede defender España desde otras bancadas distintas a la del catolicismo mas auténtico y mas español, ese que traicionó la iglesia conciliar y lo sigue traicionando empezando por los propios obispos españoles y todo el clero conciliar español así como el dolorosamente engañado pueblo católico. A menudo publicamos en Tradición Digital artículos salidos de la pluma de los liberales patrios porque a fin de cuentas la verdad sigue siendo la verdad la diga quién la diga y porque lo que prima es la defensa de lo que nos queda, tratando de superar las diferencias que nos separan en la medida de lo posible. En este caso el artículo “Contra las elecciones” de Jesús Laínz, quién suele escribir de forma muy razonable , nos inspira este comentario.

Pero tratando siempre de ir mas allá del objeto tratado en cada texto se ve la espectacular la candidez de nuestros mejor intencionados liberales, como en este caso concreto, que siguen soñando con imposibles utopías democratistas sin querer bajarse a las profundidades de la realidad: el decreto de la destrucción y/o neutralización de España bien parece que ya estaba preparado y pactado antes del 78, y se decidió que se iba a hacer por muerte lenta, o si lo quieren, cociendo lentamente la rana.

Tal menester se delegaría a infames politiquillos y jefes de estado felones, encargados de conducir a España a la nada sin que nadie lo notara demasiado. Por tanto no es que la democracia española tenga taras, es que ya vino mal parida, como en realidad toda democracia pero en el caso de España, por ser España lo que ha sido y lo que representa, su concepción y su parto fueron especialmente ominosos.

Lo que ha pasado con Cataluña ahora es que se intentó dar un estocazo para dejar a la bestia (España) lista de papeles, pero España ha demostrado que aun le queda brío, vamos que han subido la temperatura del agua un poco mas rápido de lo que se debía y la rana ha demostrado que aun le quedan fuerzas para pegar un bote y quizás escaparse del cazo.

Pero no pasa nada, está todo previsto y controlado, ahora hay que enfriar un poco la cosa, dejar que la rana se siga cociendo lentamente, que se siga debilitando a fuego flojo pero persistente, hasta que se le acaben las fuerzas del todo, y entonces se actuará. Ya veremos en qué momento y de qué manera harán la siguiente cata o toma de temperatura, habrá que estar muy atentos, aunque el cocinero se ha mostrado algo impaciente y no es descartable que lo vuelva a intentar pronto, muy pronto.

En cualquier caso la rana, España, acaba de demostrar que aun está a tiempo de saltar del cazo, debería de hacerlo ya. Por cierto, que el cazo se llama “democracia” pero eso nuestros liberales mejor intencionados son incapaces de querer verlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s