Editorial·Religión

Religiones de andar por casa

Teológicamente hablando (y siendo la buena teología la mas suprema de las ciencias nunca la tenemos en cuenta) el error no tiene derechos y las sociedades no tienen derecho a no rendir homenaje al Criador y Soberano de todas las cosas, es decir no confesar la Divina Majestad e Imperio de Cristo. Esa es la Gran Injusticia, la del hombre soberbio, que hace caso del padre de la mentira (y el mas soberbio de los seres), que vive de espaldas al Creador, viviendo la religión del hombre que se hace dios en lugar de la verdadera religión del Dios que se hace Hombre. Por eso del que buen árbol se aleja a tremendas intemperies se expone, y expuestos estamos. Por eso los hijos del pecado, las tinieblas que huyen de la luz porque sus obras son malas, dicen que “la religión, cada uno en su casa”, porque aman hacer el pecado y la religión conlleva la práctica de la virtud, a lo que los pecadores no están dispuestos.

En realidad es todo una especie de fuerzas mentales (conciencia, voluntad, virtud o la ausencia de la mista, etc… ) batiéndose en el alma de cada hombre lo que sella el destino postrero de cada hombre, y siempre de acuerdo a la voluntad del hombre que en eso consiste la verdadera libertad. Y es el hombre que decide su perdición el que necesita esconder sus vergüenzas camuflándose en las tinieblas, y cuyo sofisticado camuflaje consiste en convertir en tinieblas todo lo que le rodea, creyéndose el muy desgraciado que podrá esconderse de la mirada del  Todopoderoso. Contagiando, envenenando el entorno creyendo que siento todo tiniebla su pecado no se verá, no se notará, o en cualquier caso como será del común y de la mayoría en lo que dure esta vida mortal su pecado pasará no ya desapercibido sino aprobado y bendecido por la mayoría, por la democracia. Por eso el pecador adora y adorará siempre la democracia liberal, y la elegirá siempre estando dispuesto a pagar el precio de ciertas incomodidades.

En cuanto a la parte práctica lo de “la religión, cada uno en su casa” efectivamente es lo que pretende la masonería, a la que los liberales, la práctica totalidad de la población (incluimos socialistas y casi todo tipo de transversalidad como liberales) tan bien sirven y adoran (el estado y sus votantes, que han asimilado el ideario masónico, es liberal, es decir revolucionario). Los masones, como todo el mundo sabe, para nada son enemigos de España, que nos quieren mucho y a la vista está como está el solar ibérico de pacífico y tranquilo, y sobre todo no son enemigos de Dios, fuente de todo Bien (por lo tanto la masonería sirve al Malo).

Los masones y sus amos que para glorificar los ideales luciferinos (masónicos, globalistas, anticristianos) nos han traído millones y millones de africanos (mahometanos en su práctica totalidad) y gentes de otros sitios (es cierto que alguna vez viene lo mejor de cada casa) y así tener una experiencia vital real de la multiculturalidad y naturalmente “cada uno su religión en su casa”, que es de lo mas masónico. En absoluto y de nuevo como todo el mundo sabe nos han traído (porque nos las han traído, no es casual) todas estas hordas de discípulos del abusador de niñas (para los que rebanar pescuezos es algo que agrada a su dios y según su pedestre y diabólica teología no puede ser absolutamente contrariado) para diluir y destruir los restos de cristianismo que aun puedan quedar.

Pero al fin y al cabo, es la invasión islámica uno mas de los graves problemas, ¿sí o no? Si no lo es para que discutir. Pero si lo es entonces con los principios masónicos con los que se ha traído el problema no se puede combatir ese mismo problema. Esto es mas que evidente.

Eso sí, lo que pretenden los enemigos de Dios y de España es homologar toda religión para que sea la tontería de cada uno y al fin el estado no es que se declare aconfesional o laico sino que en la práctica sea anticristiano, que es el verdadero objetivo. Pero todo lumbrera y sobre todo pecador, que ama hacer el pecado, esto nunca será capaz de querer verlo, digo de “querer verlo” y no de “verlo” a secas, precisamente porque ama hacer el pecado. Ya es un creyente y devoto de Satanás, no lo quiere reconocer, pero sabe que lo es. Hacia esto es hacia lo que se dirige el mundo, y desde hace décadas a un ritmo vertiginoso (motus in fine velocior).

La finalidad de que nos hayan invadido con millones y millones de moros no es que nos vayan a pagar las pensiones sino destruir mas todavía los restos de cristiandad que pueda quedar. Algunos dicen que Europa será islámica pero eso no es lo que tienen pensado los amos del mundo, sino que los han traído para destruir todo resto de cristiandad. Llegado el momento, según sus cálculos, lo controlarán todo (y ciertamente ya lo controlan) para que todo resto de religión sea modosito y esté bien domesticado, de forma que sus líderes proclamen no la condición de religión verdadera de sus respectivas religiones sino su supeditación a la única religión verdadera que será la religión del hombre, del hombre que se hace dios, y parte del culto a esa religión será que cada uno haga lo que quiera en su casa, pero de Dios, del verdadero Dios, nada de nada.

Y esto, por desgracia, ya está conseguido en la práctica con la religión católica, exitosamente infiltrada y neutralizada con el Concilio Vaticano II, a partir del cual lo que se predica es que la Religión Católica no es el único arca de salvación, entre otras tantas, grotescas y escandalosas herejías mas. Eso sí, aun quedan católicos que guardan la verdadera fe, y es ahí donde realmente sobrevive la Iglesia Católica en estos tiempos de lo que parece ser de inminencia parusíaca (sin olvidar que los tiempos de Dios no son nuestros tiempos). Por eso nos vamos a enterar todos cuando llegue el dies irae, que llegará.

Eso sí, en tanto en cuanto se aplica el citado proceso de homologación tan solo habrá que lamentar unos cuantos de miles de víctimas inocentes en oportunos atentados de falsa bandera, es decir los idiotas que los cometan se creerán que se irán a los campos eliseos con sus huríes cuando en realidad no son mas que idiotas que cumplen las órdenes dadas en algún despacho lleno de señores con traje y corbata, los mamporreros de los amos del mundo. Y así es básicamente como está operando el cuerpo anticrístico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s