Editorial · España

«Putos rojos hijos de puta»

Es lo que estaban buscando, de nuevo el enfrentamiento, como en el siglo pasado. No decimos que sea mala señal, la mala señal seria precipitarnos, aun no estamos preparados, ni de lejos. Sobre todo no comprendemos el trasfondo religioso que hay tras el drama de España. Si no entendéis que sin Dios no podemos salir ni a la vuelta de la esquina, mejor no hagáis nada.

En cualquier caso en este corto vídeo salido del alma se resume el problema de España, aunque faltan matices importantes.

Los “putos rojos hijos de puta” referidos, los que gobiernan, están ahí porque hay millones de idem que los ponen ahí, no tanto porque crean que van a ser mejores gobernantes (son inicuos pero no estúpidos, saben lo incompetentes que son los suyos pero les da igual) sino por puro odio a los otros y a todo lo que representan, por mas que hoy por hoy lo representan poco y somos pocos los verdaderos acreedores del odio de esas bestias rojas que mas que los malnacidos del gobierno son los desgraciados que los ponen ahí y los seguirán poniendo, porque desean nuestro exterminio, y no son otros que tu vecino, tu compañero de trabajo, los papás de los amigos de tus hijos, tus amigos (en serio, ¿tus amigos?), tus familiares y hasta en no pocas ocasiones la persona con la que compartes lecho.

He ahí el problema, y jugar al eclecticismo no ha servido de nada, a estas alturas ha quedado claro, como ha quedado claro una vez mas el fracaso de la democracia liberal en España, país de odios, de hijos que odian a sus padres.

Y no se vayan a creer que se libran los otros “hijos de la gran puta” que diría ese agricultor. Los inefables peperos, que son peores que los rojos, porque los rojos van de frente (sí, con mentiras, con embustes, con trampas, pero van de frente), pero estas pordioseras cucarachas maniobran ocultándose en las sombras. Peperos, asquerosas babosas que habéis estado facilitando todas las maldades del rojerío patrio, cubriéndoles las espaldas, anestesiando la parte sana que quedaba de España, hasta envenenarla y haberlos mutado de elfos en orcos: orcos conservadores, orcos acomplejados, orcos enanos, insignificantes goblins. Peperos, sois parte del problema, del problema a extirpar (claro, política y pacíficamente hablando, no vaya a ser… ), y si España ha de renacer lo ha de hacer con Dios y para Dios, y antes que la peste roja seréis vosotros, peste pepera la que habrá de ser eliminada (política, pacíficamente hablando etc… ). Peperos, sois objetivo nº1: váis a desaparecer, y luego iremos a por los rojos, a los que defendéis y defenderéis, pues no sois mas que su guardia de corps.

Recalcamos que cuando hablamos de rojos rojos, y de rojos peperos, mas peligrosos que los encumbrados en las estructuras del estado criminal (el régimen del 78 lo es, y su borbónica cabeza es cómplice, como mínimo) son las masas putrefactas de donde salen y de donde se alimentan: sus votantes, militantes y simpatizantes. Y esos son tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tus “amigos” y tus familiares. Este es el problema y situación real que nadie está dispuesto a encarar. Y recalcamos, no nos vayamos a confundir: peperos, sois parte fundamental de la antiespaña. Cada palo aguante su vela, recuérdalo cuando vayas a votar, ya que tanto te gusta ir a votar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s