Editorial

Muchos tipos de armas

Hasta que llegó su hora. Sergio Leone. 1968.

Breves reflexiones

Los grandes señores del mundo, los que están en la cima, los que lo mueven todo, son y siempre fueron grandes emprendedores. Los cuales, no hay que negarlo, proporcionan con sus negocios (en el fondo siempre acaban siendo sucios negocios) muchísimos puestos de trabajo honrados y dan de comer a muchísimas honradas familias. He ahí la tragedia.

La probabilidad de que uno de estos emprendedores sea un psicópata delincuente es directamente proporcional a su posición de fuerza y riqueza. O dicho de otro modo: en el selecto grupo de los gallitos que mandan en el corral solo hay lugar para los psicópatas mas desalmados. Así se mueve el mundo. Y proporcionalmente hablando, según sea la cuantía e importancia del negocio, así de perro tendrá que ser el negociante. Es muy difícil y muy poco probable que te vayan bien los negocios (que te dejen lugar en el corral) siendo un santo. Hoy por hoy está todo corrompido, y mas que se seguirá corrompiendo.

«Es como empuñar un arma, pero mucho mas grande, mucho mas». Muchos vienen de abajo, empezaron haciendo pequeños trabajos hasta que llegaron a lo mas alto. Pero siempre fueron los mismos psicópatas. Otros en cambio nunca se molestaron en los pequeños inconvenientes, les viene de cuna, no se manchan las manos de sangre sino que pagan para que otros lo hagan.

«Hay muchos tipos de armas». Y está claro que el dinero es el arma mas poderosa: el que tenga el dinero tiene el poder. El dinero es el que manda. Y todos sabemos quienes son los que concentran la mayor parte del dinero, y por tanto del poder (cierto es que no son los únicos aunque sí los mas importantes). Lo mismo que un empresario sin escrúpulos contrata a un matón para los trabajos sucios, lo puede hacer todo un grupo de interés nacional-étnico-religioso que tiene a sueldo, y llevado del ronzal, a la nación con el ejército mas poderoso del planeta. Diferencia de grado, pero idéntico el concepto.

Seguid, por tanto, el rastro del dinero… y hallaréis al criminal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s