Religión

P. Sánchez Abelenda: El actual gnosticismo católico

Apuntes

Se apoya el padre en dos libros para su conferencia:

El itinerario teológico de Juan Pablo II hacia la jornada mundial de oración de las religiones en Asís, de Johannes Dörmann, 1990.

Destacando la conclusión del mismo:

Una fe semejante es gnosticismo.

Y por tanto:

La «Nueva Teología» del cardenal Wojtyla ¿no es también la teología del Papa Juan Pablo II, que representa el núcleo teológico de las encíclicas papales?

El otro libro:

De la cábala al progresismo, Padre Julio Meinvielle, 1970.

Recuerda las 4 definiciones de cábala (lo revelado): cristiana (cábala buena), naturalista, masónica y masónica judeo-diabólica.

Las 3 cábalas  malas tienen su «biblia» en el libro El Zohar de Moisés de león (Burgos, siglo XIII). Las 3 cábalas recurren a este libro. Este libro trata de los 10 esplendores de Dios.

La cábala (la mala) es gnóstica, salvo la cristiana.

El progresismo ha invadido la Iglesia, y la está penetrando y emponzoñando como la carcoma (la conferencia data de 1995).

Este progresismo cristiano  es gnóstico, y gnóstico cabalístico. Es gnóstico y su fuerza motriz que lo hace penetrar es cabalístico. Por lo tanto, al ser cabalístico es judaizante.

La «gnosticización» de la iglesia es mas amplia que su judaización, pero la judaización es lo peor que le pueda pasar a la Iglesia (peor que el gnosticismo). La judaización de la Iglesia la comenzó el mismo Caifás.

♦ ♦ ♦

Después de la plenitud de los pueblos viene la defección de la gentilidad (S. Pablo, Romanos 13), como le ocurrió al judaísmo del AT, que tenía la religión verdadera hasta Jesús. Esto no va contra Mateo16: las puertas del infierno no prevalecerán.

Lo peor que le puede pasar a la Iglesia es que la defección venga de dentro, ya que de fuera siempre ha sido perseguida (y las puertas no prevalecerán… ).

La Iglesia defecciona cuando pierde lo que le hace Iglesia: la fe. Entonces la Iglesia queda oscurecida.

Todo esto está profetizado, y las profecías hay que creerlas.

Si bien el gnosticismo es mas amplio que la judaización, está anunciada la judaización de la Iglesia. No de golpe, sino como una cuña, a través del gnosticismo cabalístico.

♦ ♦ ♦

Retomando el libro de Dörmann, y distinguiendo dos formas de fe tratadas: la rahneriana, cristianismo anónimo; y la de Wojtila, revelación a posteriori, empírica-histórica.  Comenta este párrafo en la conclusión del libro:

Recapitulemos brevemente el contenido de esta «fe desdoblada» en la Redención universal:

El hombre sabe que por la Encamación está indisolublemente unido con el Hijo de Dios, que por la muerte de Cristo sobre la cruz, él está desde el comienzo hasta el fin del mundo redimido y justificado, y que él posee «la existencia en Cristo» como la dimensión religiosa de su propia humanidad, y que él debe todo esto al amor de «Dios Padre». Como la obra de la redención está cumplida en su principio en cada hombre, y que en cada uno permanecen intactas la imagen y la semejanza de Dios, la Revelación hecha en Cristo no puede sino tener por función el esclarecimiento de la existencia humana, y la «fe» correspondiente no puede significar sino la iluminación de la conciencia humana. Por eso el hombre debe entrar en sí mismo, a fin de descubrirse él mismo a la luz de la Revelación que le ha sido ofrecida en Cristo, y que él ha recibido por la fe, y para hacer la experiencia de lo que finalmente es y siempre ha sido. He aquí lo que significa la frase del Cardenal: «En el misterio del Verbo encarnado se explica el misterio del hombre». Una fe semejante es gnosticismo.

La fe de Wojtila tiene un fundamento antropocéntrico, ya está dentro, el hombre es el centro. Solo necesita la ayuda del Espíritu como instrumento, así como las brasas necesitan el viento para avivarse. A una revelación corresponde una fe, y si esa revelación es puramente interna así lo es también la fe, puramente antropocéntrica. Como la revelación hecha a los hombres en Cristo tiene carácter antropocéntrico así también la fe que le corresponde es antropocéntrica. De ahí la redención universal, pues la redención está en la encarnación. La revelación queda como mero instrumento para que se manifieste lo que ya tiene el hombre en sí. La revelación vendría a ser la  iluminación de la conciencia humana.

♦ ♦ ♦

Luego retoma la obra del P. Meinvielle para definir el gnosticismo, hablando de la teología de la historia y diciendo que el progresismo cristiano lleva intrínseco el gnosticismo cabalístico.

Contrapone en un capítulo el gnosticismo cabalístico, el «alimento» del progresismo cristiano, contra la metafísica cristiana de Sto.Tomás, que es la verdad. El tomismo es el antídoto católico contra el gnosticismo cabalístico del progresismo cristiano.

El gnosticismo (y por tanto el progresismo) niega el orden natural y el sobrenatural. En esto se destacó Lubac. Al securalizar el sentido la vida el hombre se endiosa. El cristiano se intramundaniza, al contrario de lo que Cristo nos advirtió sobre no conformarnos al siglo. También se intramundaniza a Dios mismo. Y no solo se endiosa el hombre  sino que carnaliza su salvación, el hombre se salva a sí mismo, carnalizando lo sobrenatural.

Explica la gnosis buena, gnosis cristiana, el conocimiento de Dios, que es superior a la simple fe o fe sencilla. La gnosis buena es una fe cultivada. Pero el gnóstico corre riesgo de alejarse del sentido verdadero de la revelación, fabricarse su propia religión. El gnosticismo cristiano fue asumiendo este propósito hasta provocar una ruptura ontológica entre el ser de Dios y el de la criatura, fundamentando una continuidad de sustancia en Dios y la criatura (monismo brutal) se sumerge en una total univocidad, base de toda inmanencia. De ahí un maniqueísmo (dualismo) que adquiere una realidad positiva.

Asís indigna a Dios, porque ha sido una apostasía pública, como Salomón y las concubinas que trajeron sus cultos paganos, en Asís los budas junto a Cristo etc…

Enfatiza el patetismo del actual gnosticismo del hombre, construyendo con su civilización contemporánea la ciudad del Anticristo mas y mas aprisa, en contraposición a la ciudad de Dios .

La liturgia enfatiza a la madre de Dios: «Alégrate Virgen María porque tu sola has derrotado todas las herejías en el perverso mundo». La Virgen María es la única que podrá derrotar el gnosticismo cabalístico.

♦ ♦ ♦

En la opinión del padre, Wojtila o es gnóstico y por tanto hereje, o bien favorece el gnosticismo y por tanto la herejía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s