Religión

Novena a la Asunción de Nuestra Señora. Día tercero.

Persignación

† Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.

† En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Acto de contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa que podáis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén

Oración inicial

Soberana Señora de Cielos y tierra, desde el profundo valle de esta tierra de pecado alzamos los ojos a Vos, Reina y Madre Nuestra, para estudiar vuestras virtudes e implorar vuestro valimiento. Somos, oh Señora, pobres extraviados que en la obscuridad de este desierto necesitamos quien nos guíe y nos sostenga con mano bondadosa. Dignaos, Señora, enseñarnos con vuestra autoridad y ejemplo el camino de la virtud.

Pídase a Nuestra Madre la gracia particular que se desea alcanzar, y se rezará un Padre nuestro y doce Ave Marías en memoria de las doce estrellas de la gloriosa Corona.

Día tercero

Llegó el momento señalado en los eternos decretos para el tránsito feliz de la Madre de Dios. Reclinada en su lecho aguardábalo Ella rodeada de los Apóstoles y piadosas mujeres que atendían solícitas a servirla. Entre el fervor de sus oraciones se la vio levantar al cielo los ojos, cerrarlos un momento después con infinita dulzura, abrir los labios con hermosa sonrisa  y expirar. ¿Será mi muerte parecida a la de la Madre de Dios?

Oración final

Oh María dulcísima Madre de Dios, aceptad desde el Trono de luz que ocupáis en el Cielo las alabanzas y suplicas de este Pueblo fiel que os venera e invoca en el misterio de Vuestra Gloriosa Asunción.

Alcanzadnos todas las gracias que necesitamos y particularmente la de una cristiana y feliz muerte. Amén

† En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s