Opinión

El divorcio, verdadero trauma que azota a la familia

por José Luis Díez Jiménez
en El Español Digital

Suárez felicitado tras la aprobación de la ley de divorcio

En 1981 Suárez bajo la norma de “No podemos impedir que los matrimonios se rompan, pero sí podemos impedir el sufrimiento de los matrimonios rotos”, se enfrentó a la Iglesia Católica y al rechazo descomunal de los democristianos de la UCD y promovió la Ley del divorcio en España, y a pesar de ser una de las más progresistas de Europa, Rodríguez Zapatero la modernizó en el 2005, suprimiendo las causas legales, dejando como único requisito exigido para pedir el divorcio el que hubiesen transcurrido al menos tres meses desde la separación efectiva. Y con esta nueva ley si se produce de mutuo acuerdo entre los cónyuges, una vez redactado un convenio regulador para regir el divorcio que se le conoce como divorcio exprés, en el que ya no se necesita una separación de hecho judicial para llevar a cabo el divorcio. Sigue leyendo «El divorcio, verdadero trauma que azota a la familia»

Actualidad · Opinión

Coronavirus: la gobernanza mundialista ya está aquí

por José Miguel Pérez
en El Correo de Madrid

No sólo un virus: es la extorsión del globalismo para achantar y suprimir a las Naciones. La gobernanza mundialista ya está aquí

El Covid-19, la gran pandemia internacionalizada, pasada de una dictadura comunista de economía esclavista y capitalista (China), a un Occidente liberal cosmopolita, de fronteras permeables y de libre flujo humano y comercial, demuestra que la globalización –como contexto político de exterminio progresivo de los Estados Nación– es un fracaso.

En Europa occidental la calamidad ha sido total, pilotada en muertos y contagios por Italia y España. Ambos son los países donde la ciénaga de finados e infectados está siendo mayor después de China. Sigue leyendo «Coronavirus: la gobernanza mundialista ya está aquí»

España · Opinión

La eclosión del huevo de la serpiente

por Coronel Navarro de los Paños
en El Correo de Madrid

Ni contigo ni sin ti, mis males tienen remedio; contigo porque me matas, y sin ti porque me muero. Poéticas palabras de Antonio Machado que se transformaron luego en letra de una conocida copla que hizo famosa Emilio José.

Tal podría aplicarse a la Constitución de 1978 en relación con España y los españoles, en la actual coyuntura política. Y viene esto al caso porque quienes quieren destruir España arremeten contra la Constitución de 1978, mientras que los que pretenden defenderla, se agarran como a clavo ardiente a ella en una defensa numantina de la “Carta Magna”. Esto es lógico, porque guste o no, la Constitución de 1978 es la ley vigente. Y por ello en su respeto y acatamiento, se basa el actual Estado de Derecho. De igual forma que fuera de ella se abre paso la anarquía y la revolución. Que es finalmente el objetivo de los enemigos de España. Enemigos internos y externos.

Pero estas verdades no deben ocultar la esencia del problema. El meollo de la cuestión, el nudo gordiano que es preciso desentrañar. Porque esa misma Constitución de 1978 que es la Ley, y como tal debe ser acatada, es el origen del problema. Dándose así la absurda situación, de que debe invocarse como remedio el mismo virus que causa la dolencia. Es decir, que la solución del problema se busca en el mantenimiento del problema. Ciertamente es la cuadratura del círculo. Y debido a ello se ha elegido el sorprendente título. Porque en la actual situación, ni con la Constitución, ni sin ella, los males de España tienen remedio. Sigue leyendo «La eclosión del huevo de la serpiente»