Editorial

Cretinez superlativa

Uno de los problemas, no solo en Cataluña pero especialmente en Cataluña (y algún que otro lugar), es la cantidad de imbéciles y locos que hay en España. Los ignorantes hablan con desparpajo y se quedan tan panchos, tan pagados de sí mismos, y van y se lo creen, que son los mas guays y que son como dogmas religiosos las caquitas que echan por sus bocotas, y se quedan tan a gusto.

Esta soberbia, esta cretinez auto-inculcada (de hecho este tipo de estupidez es pecado) es otra de las pestes que nos están destruyendo. Solo hay chulería, es lo que está de moda, hablar lo que a uno le venga en gana sin el menor amago de humildad y sin la menor intención de querer primero informarse tratando de llegar rectamente al conocimiento de las cosas.

En fin, que efectivamente hacen falta enviar barcos de psiquiatras a Cataluña, pero también de educadores, de exorcistas y de buenos curas. Puede que los psiquiatras se puedan encontrar, el resto va a ser ya mas difícil.

Comentado aquí

Anuncios
Editorial·Religión

El verdadero problema es el Concilio

Habría que haber empezado por el 1er mandamiento, y de ahí la vertiente (in)moral de la cuestión catalufa porque por encima de todo lo dicho se atenta contra la verdad y contra la justicia, y de ahí viene todo. Por eso: “buscad primero el reino de Dios y su jusiticia y lo demás os será dado por añadidura”.

Pero no solo la “iglesia catalana”, no olvidemos que también los obispos españoles, mediante la CEE se ha manchado de felonía, no solo por traición a España sino sobre todo por traición a Quién se le debe lealtad completa, que es a Jesucristo y a su Iglesia universal (que es algo mucho mas que una estructura temporal en un momento determinado). La felonía fue cuando se pusieron de perfil con todo el asunto, gesto que muchos interpretaron como que España ya estaba vendida cuando los obispos actuaban así. Para los obispos España dejó ya de ser un “bien moral”. Sigue leyendo “El verdadero problema es el Concilio”

Editorial·España

Lo que debería hacer el pueblo

Muy recomendable artículo de Javier Barraycoa:

La tercera ola del secesionismo

Cada vez está mas claro. O el pueblo se mueve y no se duerme y acaba con la partitocracia o la partitocracia acabará con el pueblo y con España, incluyendo la monarquía.

Hay que virar hacia la “extrema derecha” que es a lo que llaman patriotismo leal. Es evidente que ya no estamos para escrúpulos, de que si “soy socialista” y demás pamplinadas. Si es usted socialista o pepero, pues nada, siga votando a la izquierda o la “derecha”, o a los de centro y a los transversales del 78, ya verá que bien nos va a todos. Sigue leyendo “Lo que debería hacer el pueblo”

Editorial·España

¿Pirómanos apagando fuegos?

No es muy tranquilizador ponerse a pensar que este gobierno pirómano de Madrid (como todos los del régimen del 78) vaya a ser capaz de gestionar bien la extinción de este incendio cuando desde el principio (como todos los demás gobiernos de la monarquía partitocrática) no solo no han estado haciendo nada para evitarlo sino que se han dedicado con entusiasmo a prenderlo y alimentarlo con ingentes cantidades de combustible.

Podemos especular si es mejor convocar elecciones o no, si forzar DIU o no, si es mejor esto, aquello o lo otro pero al final vendremos siempre a lo mismo y es que sencillamente hay que actuar porque lo que no se puede esperar es que esto se arregle sin mas y sin trauma, sin actuar y sin hacer nada, sin cumplir la ley y sin hacerla cumplir, pues ya se encargarán los golpistas de hacer lo que tengan que hacer en cualquiera de los escenarios. Sigue leyendo “¿Pirómanos apagando fuegos?”

Editorial·España

Los neo-fascistas nos llaman “fachas”

Estamos hartos de que nos digan “facha” como insulto, y facha es todo el que no piense políticamente correcto y según el pensamiento dominante e impuesto. De tal modo que facha es cualquier buen catalán que lleva décadas soportando en silencio las almorranas catalufas, cualquier español que ama la patria y su unidad, cualquiera que esté en contra del multiculturalismo y la invasión que sufrimos, el relativismo, las ideologías de género y la exaltación de las distintas perversiones sexuales; facha es cualquiera que no esconda su catolicismo (incluso el neo-protestantismo conciliar), y así podríamos seguir. Facha es pues una palabra comodín que sirve para todo y curiosamente los que la usan de esa forma y con esas intenciones son los verdaderos fascistas que no transigen e imponen. Sigue leyendo “Los neo-fascistas nos llaman “fachas””

Editorial·España

No te acerques que me tiznas…

Nos hemos molestado en contarlo: si en la defensa de Cataluña y de España ha pronunciado la palabra “España” una media docena de veces, la de Europa lo ha hecho por lo menos cuatro veces mas. Es el típico discurso europeísta, el que pretende la disolución de las soberanías nacionales para integrarse en estructuras supranacionales. Es decir, la destrucción de España por disolución en lugar de por fragmentación, pero la destrucción de España y la pérdida de su soberanía a fin de cuentas. Sigue leyendo “No te acerques que me tiznas…”

Editorial·España·Religión

El problema es de tipo religioso

Teníamos la intención de comentar brevemente al artículo Visca la Mare de Déu del Pilar, columna d’Espanya! de Dolça Catalunya, pero como nos ha salido un poco largo aprovechamos para publicarlo aquí.

Felicidades a las Pilares, a la Guardia Civil y a todos los españoles, que todo vaya bien especialmente en Barcelona hoy.

Juan Pablo II fue un pésimo pastor y Papa, como todos sus antecesores y sucesores conciliares. Forman todos parte del neo-modernismo conciliar que destruyó la fe de muchísimos. De hecho el problema de España, su debilidad, confusión y sometimiento, y por ende el problema de Cataluña, proviene del mismo problema de la Iglesia a raíz del Concilio Vaticano II en el que triunfó el progresismo y a través de la ocupación (podríamos decir posesión, incluso diabólica) de la jerarquía (todo el clero, salvo insignificantes excepciones) mediante la cual hombres perversos de Iglesia, con la colaboración de otros tantos tan bienintencionados como engañados, confundidos, manipulados y utilizados consiguieron protestantizar de hecho a la feligresía y a la misma Iglesia visiblemente hablando. Los católicos hoy, mas que neo-católicos reciben mejor el apelativo de neo-protestantes, general y mayoritariamente hablando, pero ni los propios católicos ni la gente del común lo saben, he ahí la eficacia el engaño. Es decir, que les han educado en una fe que es una adulteración (una fe descafeinada en el mejor de los casos) de la verdadera fe católica pero ellos creen que están en la verdadera fe católica. Esto se ve en todas las reformas llevadas a cabo por el concilio, en sus documentos, en la praxis religiosa de los fieles de hoy, incluso en el modo de vivir de muchos de ellos (sobre todo los católicos nominales que creen que ser católico es como ser un hincha de un club de fútbol) y sobre todo en la liturgia. Sigue leyendo “El problema es de tipo religioso”