Editorial · España · Religión

Vox y el voto

Descargar audiolectura de este artículo

Para no perder la costumbre anda la patria alborotada y dividida a cuento de Vox: unos dicen que hay que votarles, otros que no. Opiniones hay para todos los gustos y desde todos los rincones, desde los que defienden el voto a Vox como maniobra de emergencia ante la situación dramática en la que se encuentra la patria, hasta los que rabiosamente les tiran a muerte con todo el arsenal disponible e inventado del que disponen, pasando por los cambiapieles tan aficionados a los volantazos editoriales que ahora, haciéndoselo encima, se ponen como nenas sollozando a pedir la concentración del voto en el PP.

Pero ya es tarde para los sollozos, los pañales y para mirar atrás. Da igual todo y dan igual las cábalas electorales sobre los posibles resultados: pase lo que pase, tenga o no un buen resultado electoral Vox, ya estamos metidos en el infierno y mas nos vale que empecemos primeramente a aceptarlo y seguidamente a organizar una resistencia sólida y eficaz.

Nosotros vamos a exponer aquí algunas reflexiones y criterios que quizás no han sido suficientemente tenidos en cuenta, sin querer esto decir que estemos a favor o en contra, ni que pidamos ni dejemos de pedir el voto para nadie. Cada cual actúe en conciencia teniendo en cuenta la situación actual y lo que se puede esperar (y advertimos aquí que sí estamos en época de cambios drásticos aunque no precisamente al final del túnel…), pero recordemos que al olmo no se le pueden pedir peras, y recordemos además que el de pedir peras al olmo es uno de los grandes vicios patrios, como aquel de prodigarse en hormona en detrimento de la neurona. Sigue leyendo “Vox y el voto”

Editorial · Religión

Los verdaderos pirómanos de la Iglesia

Arde la catedral de París y ahora sollozan las legiones de liberales, de acatólicos nominales o “no practicantes”, y de no pocos idólatras de la identidad, todos bautizados que ya de forma activa, ya pasiva, no pierden la oportunidad en el transcurrir de sus vidas de abofetear y crucificar a Cristo una vez mas, crucificando y abofeteando a su Iglesia con cada palabra ociosa, con cada mentira asimilada, con cada negación de la Verdad, con cada omisión, con cada violación de la Ley de Dios que en su perversidad han santificado en este mundo moderno y último, tan semejante al primero de la caída del hombre, pues instituyéndose ellos mismos como jueces autosuficientes e infalibles del bien y del mal caen otra vez en la mortal trampa primera de la serpiente, jugando a ser lo que no son: diosecillos de tres al cuarto.

¿Por qué lloráis ahora, hipócritas? ¿No sabéis que lo que ha ardido ha sido un templo cristiano? Pero para vosotros no pasa de ser una postal entrañable, un icono cultural, un símbolo de la tradición identitaria, pero tradición con minúscula, tradición muerta, pues a Dios nadie le engaña y según como vivís, pensáis y creéis ya no sois cristianos sino apóstatas desde hace mucho tiempo, bautizados pero miembros muertos y traidores de una Iglesia que se enfila para encarar el último repecho de su particular Via Crucis; y vosotros no vais a estar allí. Sigue leyendo “Los verdaderos pirómanos de la Iglesia”

Editorial

Vienen a por nosotros

No dan puntada sin hilo. Ya empieza a estar claro el objetivo del atentado de Nueva Zelanda que tiene todo el aspecto de ser una falsa bandera, haya habido o no muertos y sea cual sea el procedimiento empleado, desde un agente encubierto hasta un montaje con actores pasando por la posibilidad de un pobre desgraciado al que han programado mentalmente. Bastan unas pocas noticias y hechos: Sigue leyendo “Vienen a por nosotros”

Editorial

Las barbas del vecino bóer

Es al menos alentador que algunos, contracorriente, lo sigan denunciando: Sudáfrica: sigue adelante el genocidio y la expropiación de tierras a los blancos.

Sudáfrica es un país fundado por europeos. Antes de los holandeses no había nada ni prácticamente nadie salvo algunas etnias autóctonas que vivían al modo prehistórico, que se llevaban bien con los colonos europeos y que actualmente también están siendo perseguidas por la mayoría negra venida de otros lugares de África, mayoría no autóctona ni fundadora de nada sino simples alimañas oportunistas y carroñeras. Los bóeres convirtieron aquella tierra salvaje e inhóspita en uno de los países mas desarrollados y pujantes de todo el mundo. Hoy día el supremacismo negro terrorista de tintes socialistas ha convertido aquel próspero país en una pocilga de violencia y miseria. Después de todo parece ser que con el Apartheid estaban mejor las cosas. Sigue leyendo “Las barbas del vecino bóer”

Editorial · España

España muerta (3) – País de perros

Asturias ya cuenta con más perros que jóvenes | LibreMercado

Y con país de perros no nos referimos a los canes… que no mascotas, porque no queda claro aquí quién es el amo y quién la mascota…

Los españoles seguís, desenfrenados, vuestra demente carrera hacia la destrucción de la herencia de vuestros ancestros y de vuestra propia destrucción como personas. Y todavía, ineptos, pensáis que votando a Vox todo se va arreglar…  ¿Pero como esperáis que algo vaya a cambiar para mejor si no estáis dispuestos a cambiaros a vosotros mismos para limpiaros de todos vuestros inmundos vicios? ¿Como esperáis que algo vaya a cambiar si no estáis dispuestos a ofrecer el indispensable sacrificio? Sigue leyendo “España muerta (3) – País de perros”