Editorial·España

¿Pirómanos apagando fuegos?

No es muy tranquilizador ponerse a pensar que este gobierno pirómano de Madrid (como todos los del régimen del 78) vaya a ser capaz de gestionar bien la extinción de este incendio cuando desde el principio (como todos los demás gobiernos de la monarquía partitocrática) no solo no han estado haciendo nada para evitarlo sino que se han dedicado con entusiasmo a prenderlo y alimentarlo con ingentes cantidades de combustible.

Podemos especular si es mejor convocar elecciones o no, si forzar DIU o no, si es mejor esto, aquello o lo otro pero al final vendremos siempre a lo mismo y es que sencillamente hay que actuar porque lo que no se puede esperar es que esto se arregle sin mas y sin trauma, sin actuar y sin hacer nada, sin cumplir la ley y sin hacerla cumplir, pues ya se encargarán los golpistas de hacer lo que tengan que hacer en cualquiera de los escenarios. Sigue leyendo “¿Pirómanos apagando fuegos?”

Editorial·España

Los neo-fascistas nos llaman “fachas”

Estamos hartos de que nos digan “facha” como insulto, y facha es todo el que no piense políticamente correcto y según el pensamiento dominante e impuesto. De tal modo que facha es cualquier buen catalán que lleva décadas soportando en silencio las almorranas catalufas, cualquier español que ama la patria y su unidad, cualquiera que esté en contra del multiculturalismo y la invasión que sufrimos, el relativismo, las ideologías de género y la exaltación de las distintas perversiones sexuales; facha es cualquiera que no esconda su catolicismo (incluso el neo-protestantismo conciliar), y así podríamos seguir. Facha es pues una palabra comodín que sirve para todo y curiosamente los que la usan de esa forma y con esas intenciones son los verdaderos fascistas que no transigen e imponen. Sigue leyendo “Los neo-fascistas nos llaman “fachas””

Actualidad·España

Los peperos lo soportan todo, menos que los llamen “franquistas”

Editorial·España

«No soy facha, soy español»

Así aparece en el título de un artículo en ABC aunque literalmente dentro del artículo no parece que nadie se exprese exactamente de esa manera.

El artículo muestra unos de esos tantos y tantos signos que nos indican que España está podrida no por otra cosa sino por la escasez de moral por una parte y por la sobreabundancia de estupidez por otra, como si fueran los dos filos de una espada del mal (una hoja de Morgul) que corta, divide y destruye a España como nación y a los españoles como personas. Fenómenos ambos, no lo olvidemos, premeditadamente promovidos e inducidos por las oscuras élites que odian a España y sobre todo odian a Dios, siendo el primer odio consecuencia del segundo, tampoco olvidemos esto.

Veamos algunas de estas estupideces. Aquí habla un sedicioso: Sigue leyendo “«No soy facha, soy español»”