Religión

Una pataleta de la naturaleza

por Fray Gerundio de Tormes
en Adelante la Fe

Desde las alturas del Purgatorio se ve al mundo muy ajetreado estos días. No es para menos. En un abrir y cerrar de ojos parece que ha cambiado todo. Ha caído sobre los humanos una situación terrible, una enfermedad sumamente peligrosa, que ya se ha cobrado muchas vidas, con la segura previsión de que el número se elevará, extendiéndose sin límite hasta que se pueda dominar.

Desde aquí se ven las cosas con ojos de eternidad, siempre interpretadas como algo permitido por la Providencia de Dios, que no solamente corrige y castiga a sus hijos, sino que –precisamente a través de eso-, pone en sus manos la posibilidad de la conversión. Mientras los hombres discuten y se pelean por decir que esto es –o no-, un castigo de Dios, aquí sabemos que  para los que aman a Dios, todo lo que les sucede es para su bien, (Rom. 8, 28) y eso debería ser suficiente para calmar todo sentido de polémica y abrir la puerta del corazón al Dios de todo consuelo (2 Cor. 1, 3). Por supuesto que es un castigo. Si lo sabremos nosotras, que estamos aquí esperando el Premio Definitivo.

Sigue leyendo «Una pataleta de la naturaleza»

Editorial · Religión

El profesor Miguel Ayuso sobre el Concilio Vaticano 2º (y apostillas)

Fragmento del programa nº 48 de Lágrimas en la lluvia (2011) sobre el post-concilio en el que el profesor Miguel Ayuso describe certeramente el latrocinio que fue el Concilio Vaticano 2º, ese desastroso colector modernista de herejías

Editorial · España · Religión

Constitución del 78: El eclipse de Dios

Un trabajo de José Luis Díez Jiménez.

Apostillas:

  1. El eclipse de Dios en España no tiene su raíz en la constitución del 78 sino en el Concilio Vaticano II y sus pérfidos frutos, siendo el mas insigne de ellos la misa conciliar bastarda. Es esa obra demoledora de la Iglesia la que explica la corrupción masiva y pandémica del clero y de ahí la corrupción masiva y pandémica de los fieles, quienes sin vigor espiritual y sin líderes religiosos dignos de tal nombre que los guiaran se vieron abandonados y sin criterios para resistir los embates del Enemigo y sus secuaces. Ante tamaña claudicación Satanás se apoderó de España, como lo hizo del resto de la ex-cristiandad, y ahora somos el hazmerreír del mundo y el parque de atracciones al que acuden los seres infernales a divertirse. La constitución del 78 es por tanto una consecuencia de aquel Concilio maldito, no hubiera habido un 78 si no hubiera sido removida una Iglesia Católica creyente y militante. Sigue leyendo «Constitución del 78: El eclipse de Dios»
Actualidad · España · Religión

Profanadora, cobarde y canalla mitrada

Las palabras que sacaron de quicio al obispillo Camino por poner en evidencia a la CEE

Miserables todos, empezando por el borracho (y no precisamente de alcohol) que indignamente viste de blanco. Pero tranquilas sus excelencias que sin lugar a dudas ya les llegará la hora de rendir cuentas. Y la profanación de los restos de Francisco Franco de la cual sois cómplices no va a ser precisamente la acusación mas dura que tendréis que enfrentar. Cobardes, indignos, mas que cobardes e indignos, ni si quiera sois hombres.

Conferencia Episcopal: el Estado tiene derecho a sacar a Franco de su tumba

Editorial · Religión

Los verdaderos pirómanos de la Iglesia

Arde la catedral de París y ahora sollozan las legiones de liberales, de acatólicos nominales o “no practicantes”, y de no pocos idólatras de la identidad, todos bautizados que ya de forma activa, ya pasiva, no pierden la oportunidad en el transcurrir de sus vidas de abofetear y crucificar a Cristo una vez mas, crucificando y abofeteando a su Iglesia con cada palabra ociosa, con cada mentira asimilada, con cada negación de la Verdad, con cada omisión, con cada violación de la Ley de Dios que en su perversidad han santificado en este mundo moderno y último, tan semejante al primero de la caída del hombre, pues instituyéndose ellos mismos como jueces autosuficientes e infalibles del bien y del mal caen otra vez en la mortal trampa primera de la serpiente, jugando a ser lo que no son: diosecillos de tres al cuarto.

¿Por qué lloráis ahora, hipócritas? ¿No sabéis que lo que ha ardido ha sido un templo cristiano? Pero para vosotros no pasa de ser una postal entrañable, un icono cultural, un símbolo de la tradición identitaria, pero tradición con minúscula, tradición muerta, pues a Dios nadie le engaña y según como vivís, pensáis y creéis ya no sois cristianos sino apóstatas desde hace mucho tiempo, bautizados pero miembros muertos y traidores de una Iglesia que se enfila para encarar el último repecho de su particular Via Crucis; y vosotros no vais a estar allí. Sigue leyendo «Los verdaderos pirómanos de la Iglesia»