Religión

«El final de los tiempos se acerca»

Por Mons. Carlo María Viganò.
Selección de citas tomadas de Adelante la fe.

Nota de TD: Recomendamos la lectura completa de la conferencia que también se puede encontrar aquí, incluyendo una audiolectura para descargar.

Una mirada objetiva a la situación actual no puede menos que captar la perfecta coherencia entre la evolución de la estructura política internacional y la misión que ha asumido la Iglesia en lo que se refiere a la implantación del Nuevo Orden Mundial. […] Sabemos que el programa del Nuevo Orden Mundial consiste en implantar una tiranía por medios masónicos. […] Podemos afirmar que el Nuevo Orden Mundial es la antítesis de la sociedad cristiana.

[…]

En ese enfrentamiento, la Providencia ha colocado a la Iglesia de Cristo, y en particular al Sumo Pontífice, como Katejón; es decir, el que se opone a la manifestación del misterio de iniquidad (2 Tes.2, 6-7). La Sagrada Escritura nos advierte además que cuando se manifieste el Anticristo, ese obstáculo, el katejón, dejará de existir. A mí me parece bastante evidente que el final de los tiempos se acerca, y salta a la vista, porque el misterio de iniquidad se ha propagado por todo el mundo con la desaparición de la oposición valerosa del katejón. Sigue leyendo ««El final de los tiempos se acerca»»

El paco · Religión

Tradicionales… y juanpablistas…

En respuesta al artículo publicado en El Correo de España como Cartas al Director, firmada por el P.Jesús Sánchez Sánchez.

Siempre que por estos sitios aparece un artículo de temática religiosa, sobre todo si el autor es un sacerdote, lo primero que hago es buscar en el texto “Concilio Vaticano” y “Juan Pablo”, y casi nunca falla porque casi siempre aparece uno o los dos términos de búsqueda, y por supuesto de forma laudatoria.

Vamos a ver Padre Sánchez, con todo respeto, no puede uno pretender hacer defensa de la Tradición, de la VERDADERA Iglesia Católica, ocultada, ensombrecida, eclipsada por ese travestido cuerpo extraño llamado “iglesia conciliar”, y al mismo tiempo ir diciendo que Juan Pablo fue un hombre santo cuando fue uno de los mayores demoledores de la Iglesia. La inopia e incompetencia intelectual de ustedes, sacerdotes, salvo raras excepciones, es exasperante, incluso entre los mejor intencionados, como sin duda supongo de usted.

Sigue leyendo «Tradicionales… y juanpablistas…»