España·Opinión

Nigromantes: España, este muerto, no resucitará

por José Javier Esparza

Vamos, mirad alrededor: España está muerta. Todo huele a podrido. Oh, sí, claro: a nuestro lado hay millones de personas fantásticas, de trabajadores entregados a su tarea, empresarios honrados, científicos de excelente nivel, militares abnegados, jueces justos, políticos decentes… Por supuesto. Pero mirad la España institucional –esa que todos hemos elegido, esa que todos sostenemos-: no hay pilar de la vida pública que no esté corroído por la carcoma. El desorden establecido bien puede insistir en que “somos un gran país”: muchos están dispuestos a creerlo, como el enfermo terminal agradece que se le augure larga vida. Pero todo el mundo sabe lo que hay. Esto ha entrado en colapso. Hoy España ofrece el aspecto de un leproso que se arranca trozos de carne mientras grita “aquí no pasa nada”. ¿No habéis visto el color macilento de quienes nos hablan de regeneración y progreso, sus bocas sin  dientes, sus cuencas vacías? España es un zombi. ¿Quizás así lo entendéis mejor? Sigue leyendo “Nigromantes: España, este muerto, no resucitará”

España·Opinión

No supieron morir de otra manera

Recomendamos el artículo de Ana Pavón en DespiertaInfo

Y aunque parece que carecemos del espíritu de aquellos “rufianes” que antepusieron el honor de su pueblo a su propia vida, algunos seguimos esperando que alguna vez se repita aquella mañana de mayo.

Comentario de TD: No sucederá. No es que parezca que carecemos de aquel espíritu, es que efectivamente carecemos de el. La dignidad de los españoles de hoy no alcanza a subir mas allá de la altura del estómago y en que hayamos llegado a esto consiste precisamente la victoria del enemigo. De momento lo único que resta por hacer a los que quedamos es asimilar de una vez la situación actual y unirnos bajo el lema común de Dios y España, teniendo además muy presente la lección de los héroes del 2 de mayo y de toda la historia de España y de la Iglesia y de la vida en general, a saber que sin sacrificios reales no se ganan ni batallas ni guerras. Y hoy día ganar consiste en resistir, y para ello hay que marcarse como primer objetivo la configuración de un bloque efectivo de resistencia uniendo tanto a los solitarios como a la diversidad de tribus nacionales que, con todo lo que ha pasado, siguen absolutamente divididas mientras que los enemigos de Dios y de España sonríen con satisfacción. A aplicarse el cuento, pues, y en Tradición Digital no nos cansaremos de repetir todo esto.

El diario de el paco

Moros en la basura

Hoy se me ha acumulado el trabajo en la oficina y he llegado tarde a casa, pero no quiero acostarme sin antes contar lo que a última hora de la tarde he visto mirando por la ventana de mi despacho, que es todo un escaparate del mundo, pues por aquí pasa de todo y desde aquí no se me escapa nada, como si fuera una ventana indiscreta.

Ha pasado un moro con su coche (hemos de suponer que es suyo), un coche moderno, no una tartana, y como justo abajo están los contenedores de basura se ha parado, se ha bajado, ha mirado, ha visto algo que le ha interesado fuera de los contenedores y lo ha metido en el maletero. Luego ha vuelto y se ha puesto a rebuscar dentro de los contenedores y algo también se ha llevado. No es la primera vez que veo a moros rebuscando en la basura, aunque es muy raro. Sigue leyendo “Moros en la basura”

Varios

Aprended de Big Joe

Un hombre solo le canta las cuarenta a todo el progrerío useño circundante que hace un par de meses se reunió en la ciudad californiana de Los Ángeles para hacer gala de nuevo de su legendaria tolerancia progre y su buen perder, esta vez con excusa del empoderamiento hembrista. Y encima negro: intolerable para el mesianismo progre.

Aprendamos de Big Joe, que da la cara. Esta es la actitud que necesitamos los españoles que aun quedemos, para empezar, porque hacen falta muchas mas cosas.