España · Opinión

El charlatán

por Alfonso Ussía
censurado en La Razón

Sánchez no se atreve a enfrentarse a una rueda de prensa abierta, libre y sin censuras en las preguntas. Es un timador. El pasado martes habló – mejor escrito, leyó-, durante una hora para no decir nada, y terminada su lectura, un hombre muy respetuoso, le formuló cuatro cariñosas preguntas cuyas respuestas ya tenía preparadas. El periodismo también es culpable. Se confirma, que aprovechando el barullo y la paralización de la ciudadanía en sus encierros domésticos, Sánchez ha ratificado al comunista bolivariano Iglesias en la Comisión del CNI. Me decepcionó que Casado se olvidara de semejante barbaridad. Esa designación supera con creces el calificativo de traición, pero al español confinado esos detallitos no le preocupan, de momento. Sigue leyendo «El charlatán»

España · Opinión

Técnica del golpe de Estado

por José Javier Esparza
en Rebelión en la granja

Es una evidencia que el Gobierno de Sánchez está utilizando la crisis del coronavirus para obtener el mayor rédito político en términos de poder puro y desnudo. Ya antes había quedado claro que este Gobierno pretendía compensar la precariedad de su mayoría parlamentaria con una ocupación masiva de los resortes del poder: véanse gestos como el nombramiento de la ex ministra de Justicia como Fiscal General del Estado, el control férreo sobre el poder legislativo o el afianzamiento de la hegemonía en los principales medios de comunicación, que iban muy claramente en ese sentido. Ahora la gran crisis le ha dado la oportunidad de estrechar el lazo.

Los hechos son muy elocuentes: Sigue leyendo «Técnica del golpe de Estado»

España · Opinión

La eclosión del huevo de la serpiente

por Coronel Navarro de los Paños
en El Correo de Madrid

Ni contigo ni sin ti, mis males tienen remedio; contigo porque me matas, y sin ti porque me muero. Poéticas palabras de Antonio Machado que se transformaron luego en letra de una conocida copla que hizo famosa Emilio José.

Tal podría aplicarse a la Constitución de 1978 en relación con España y los españoles, en la actual coyuntura política. Y viene esto al caso porque quienes quieren destruir España arremeten contra la Constitución de 1978, mientras que los que pretenden defenderla, se agarran como a clavo ardiente a ella en una defensa numantina de la “Carta Magna”. Esto es lógico, porque guste o no, la Constitución de 1978 es la ley vigente. Y por ello en su respeto y acatamiento, se basa el actual Estado de Derecho. De igual forma que fuera de ella se abre paso la anarquía y la revolución. Que es finalmente el objetivo de los enemigos de España. Enemigos internos y externos.

Pero estas verdades no deben ocultar la esencia del problema. El meollo de la cuestión, el nudo gordiano que es preciso desentrañar. Porque esa misma Constitución de 1978 que es la Ley, y como tal debe ser acatada, es el origen del problema. Dándose así la absurda situación, de que debe invocarse como remedio el mismo virus que causa la dolencia. Es decir, que la solución del problema se busca en el mantenimiento del problema. Ciertamente es la cuadratura del círculo. Y debido a ello se ha elegido el sorprendente título. Porque en la actual situación, ni con la Constitución, ni sin ella, los males de España tienen remedio. Sigue leyendo «La eclosión del huevo de la serpiente»

Opinión · Religión

La constitución Missale Romanum, una estafa providencial

A cincuenta años del Novus Ordo Missae I

por César Félix Sánchez
en Adelantelafe.com

El primer domingo de Adviento de 1969, 30 de noviembre, hace exactamente 50 años, la constitución Missale Romanum entraba en vigencia, estableciendo el llamado Novus Ordo Missae  o, más oficialmente, el «misal romano reformado».

Aun hoy  existen bastantes dudas acerca de qué es lo que establece esencialmente esta constitución. Como en tantas otras circunstancias en estos últimos sesenta años, los errores gramaticales[1] en documentos oficiales de la Iglesia han sido cada vez más grotescos. Recordemos el error señalado por Romano Amerio en el motu proprio de la supuesta excomunión a monseñor Lefebvre: «hay un error de latín tan garrafal que bastaría, se dice en Roma, para suspender a un muchacho del bachillerato. El gazapo está en la parte central del documento, donde se pone en nominativo un clarísimo acusativo. El Vaticano se defiende aludiendo a la escasez de latinistas de que dispone, lo que, pese a todo, no ha evitado un pequeño y amable escándalo en torno al error» (Juan Arias, El País, 8 de agosto de 1988). Algunas malas lenguas latinistas aseguraban jocosamente en aquel tiempo que el cambio del acusativo por un nominativo en la parte esencial del documento podía ser interpretado como una excomunión del Papa por parte de los obispos sancionados, sancionada a la vez por el Papa, que la promulgaba al dar su firma al documento. Es decir, una autoexcomunión. Picardías aparte, los errores latinos en tiempos más recientes se hacen aún más siniestros y contribuyen a una confusión cada vez más monstruosa. Sigue leyendo «La constitución Missale Romanum, una estafa providencial»