Religión

Pastores asalariados

por  Marcel Flavius – presbyter
en Desde mi campanario

Sermón del Domingo del Buen Pastor

Jn 10, 11-16

En aquel tiempo dijo Jesús a los fariseos: Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa, porque es asalariado y no le importan nada las ovejas.

Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas.

También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor.

Sigue leyendo «Pastores asalariados»

Opinión

Trágala, trágala, vil obispón

por Postales del fin de los tiempos

De la cuarentena que sufrimos llaman la atención muchas cosas. En lugar destacado está la postura cobarde de la Iglesia católica, la española en particular.

El decreto de confinamiento, ilegal según algunos porque suspende el derecho de circulación, que no puede hacerse mediante una declaración de estado de alarma, dejaba libres las actividades religiosas, tomando las medidas adecuadas de separación. Los obispos fueron más allá enseguida, no solo eliminado las celebraciones litúrgicas públicas, sino cerrando las iglesias, en las que no se puede entrar tampoco para la oración privada o la visita al Sacramento.

En efecto, la iglesia ha dejado de ejercer sus derechos y nuestros autoridades civiles y los medios, gobernantes, impíos declarados, la han seguido pisoteando. Pues bien, a pesar de ello, la Iglesia de Cristo sigue mostrándose servil ante ellos. No se entiende, pero aquí están los hechos:

Sigue leyendo «Trágala, trágala, vil obispón»

España · Opinión

El charlatán

por Alfonso Ussía
censurado en La Razón

Sánchez no se atreve a enfrentarse a una rueda de prensa abierta, libre y sin censuras en las preguntas. Es un timador. El pasado martes habló – mejor escrito, leyó-, durante una hora para no decir nada, y terminada su lectura, un hombre muy respetuoso, le formuló cuatro cariñosas preguntas cuyas respuestas ya tenía preparadas. El periodismo también es culpable. Se confirma, que aprovechando el barullo y la paralización de la ciudadanía en sus encierros domésticos, Sánchez ha ratificado al comunista bolivariano Iglesias en la Comisión del CNI. Me decepcionó que Casado se olvidara de semejante barbaridad. Esa designación supera con creces el calificativo de traición, pero al español confinado esos detallitos no le preocupan, de momento. Sigue leyendo «El charlatán»