Opinión · Religión

El hundimiento de la Iglesia

por Damián Galerón
en El Español Digital

Cuando impartía clases de historia en la Universidad, dejaba muy extrañado a los alumnos cuando les decía que el día que empezaran a observar que desde dentro de la iglesia, la jerarquía empezara a mostrar ciertas simpatías hacia el marxismo o la homosexualidad, o que los teólogos y profesores de las universidades católica empezaran a dudar de la historicidad del Evangelio o del propio Cristo, que cuando vieran eso, no tuvieran dudas que la iglesia entraba en un período de demolición interna que acabaría con ella tal y como la conocemos.

Les decía que esos síntomas en la Iglesia, eran la voz de alarma de que Europa estaba igualmente en un estado de descomposición política. Las razones de esto son bastante sencillas al afirmar que la existencia de Europa tiene sus bases históricas en la existencia de la Iglesia. Y esto que digo es históricamente irrefutable, digan lo que digan los historiadores marxistas.

¿Por qué afirmé que cuando viéramos estos síntomas en la Iglesia era la voz de alarma de que todo Occidente se vendría abajo? ¿Acaso soy profeta? No, no en absoluto. Lo que sucede es que ya en la década de los 80 y 90, había suficiente información de lo que estaba sucediendo en el interior de la Iglesia, es decir, que estaba siendo profundamente infiltrada por intelectuales marxistas, homosexuales y ateos; y esto se estaba dando en la mayor parte de la iglesia a través de los seminarios y universidades católicas.

Y esto se sabe porque en la década de los años 60, dos ex -agentes de los servicios de inteligencia rusos, concretamente Anatoly Goltsyn y Vassili Mithrokin,  se pasaron a Occidente, donde informaron de toda la trama de profunda infiltración comunista, no solo dentro de los partidos políticos  europeos, que incluía a primeros ministros de gobierno, como el inglés Harold Wilson, y otros destacados intelectuales. Esta profunda infiltración del comunismo, tenía como objetivo a la Iglesia, de manera que, escalando poco a poco fueron conquistando los más altos rangos de la jerarquía, principalmente obispados y el colegio de cardenales, y de esta forma, conquistada la cúpula del poder Vaticano, tienen actualmente a toda la Iglesia católica en su poder. Y este poder que actualmente tienen, nada ni nadie se lo va a quitar; y estoy hablando desde la “cabeza” de la Iglesia, hasta el más insignificante de los obispados.

¿A qué viene todo esto que estoy diciendo? Pues resulta que, este pasado domingo día 24 de febrero del 2019, se ha confirmado este pronóstico histórico que hice hace varios años, en cuanto que, en Roma, ha finalizado un encuentro de obispos de todo el mundo, reunión ordenada por Francisco hace meses, para debatir la impresionante corrupción existente dentro de la Iglesia, motivada por un cáncer que se ha convertido ya en metástasis, provocada por el elevado número de clérigos homosexuales.

Esta corrupción, tiene su origen en poderosas mafias de obispos y cardenales infiltrados, quienes, protegiéndose entre ellos, han formado una extraordinaria red formada por clérigos homosexuales, encubriendo los graves delitos de abusos sexuales y violación de menores, amparándose en el poder que les concede sus cargos privilegiados. Estoy hablando de obispos y cardenales principalmente, quienes, escalando en los más altos cargos eclesiásticos, han tomado a la Iglesia bajo su poder, no dudando en expulsar a los sacerdotes excelentes que hay en la Iglesia.en esos cinco meses que faltaban, les diera tiempo a numerosos obispos y cardenales a que pudieran destruir todos los archivos posibles para que se eliminaran las pruebas de sus graves delitos

Pues bien, en octubre del pasado año afirmé que las razones por las cuales Francisco estaba aplazando para dentro de cinco meses, una reunión que era de extrema urgencia por la gravedad de los delitos, se debía a que en esos cinco meses que faltaban, les diera tiempo a numerosos obispos y cardenales a que pudieran destruir todos los archivos posibles para que se eliminaran las pruebas de sus graves delitos.

Y efectivamente no me equivoqué, ya que el mismo ex–prefecto de la doctrina de la fe, el cardenal Gerard Müller, han confirmado exactamente lo que dije en octubre pasado, es decir, que esa demora respondía a que diera tiempo a eliminar archivos para que no se encontraran pruebas de las violaciones, abusos sexuales y prácticas de homosexualidad en numerosos obispados y parroquias, delitos encubiertos y apoyados por numerosos obispos y cardenales, encubrimientos que alcanzan a la actual cabeza de la Iglesia católica en el Vaticano.

Y en las noticias que han salido este pasado lunes en la prensa especializada, como, por ejemplo, Marco Tossatti y Sandro Magister, confirman que el propio Papa Francisco, o forma parte del problema o es el verdadero problema de la corrupción consentida, generalizada y extendida en toda la Iglesia. De todas formas, hay que precisar que este problema no ha comenzado ahora.

A esto se debe que cuando en su día afirme a mis antiguos alumnos que en el momento que observaran que la Iglesia se inclinaba hacia el socialismo marxista, tal y como está sucediendo en estos momentos, era la advertencia de que la Iglesia ya estaba bajo el poder de clérigos totalmente corrompidos, cuyo único objetivo no era otro que adaptar la iglesia a la mentalidad del mundo, con pensamientos e ideologías totalmente ajenas al Evangelio y a la doctrina de la Iglesia, y que cuando así sucediera, los pocos creyentes que quedarán en la Iglesia, sería el momento de empezar a retirarse al desierto, tal y como profetiza san Juan en el Apocalipsis. Pues bien, ese momento ya lo estamos viviendo.

He estado escuchando a Michel Voris, o Michell Matt, también mencionan esto, pero en este caso concreto, se centran en un personaje realmente siniestro como es el cardenal norteamericnano McCarrich, quien hace pocas semanas ha sido reducido al estado laical.

Michel Matt, confirma lo que dije en su momento, que hay una agenda de sacerdotes, obispos y cardenales infiltrados de la Iglesia que ideológicamente son muy próximo al marxismo y que trabajan desde el interior de la Iglesia para destruirla.

McCarrich una vez ordenado sacerdote en EEUU y una vez  ya como cardenal en Washington, y tuvo estrechas relaciones con Obama, Bill Clinton o Bush. El vínculo más curioso fue con John Podesta el jefe de campaña de Hillary Clinton, quien estaba estrechamente involucrado en tráfico sexual de niños.

Una de estas cabezas visibles ha sido el cardenal norteamericano McKarrick, fue uno de los que estuvieron estrechamente relacionado para acabar con la Iglesia católica, lo que implicaban introducir la ideología de género, el aborto, el feminismo y el pensamiento de izquierdas en general, es decir, el marxismo. Este individuo, ha tenido un extraordinario poder, hasta el punto de que numerosos obispos y cardenales han sido apadrinados por él.

Se sabe que el cardenal McCarrich y otros próximos a él, tuvo estrechos lazos con satanistas, con homosexuales y la política comunista de los países del Este. Una prueba de esto es la triste realidad de la traición efectuada a la Iglesia católica China, maniobra realizada por este cardenal corrupto, pero siguiendo las órdenes de Francisco.

Y cuando Francisco se dio cuenta que el escándalo de este cardenal norteamericano, depredador homosexual, satanista y violador de jóvenes, ya no lo podía esconder, lo dejó caer sin problemas, en cuanto que sus escándalos empezaban a complicarle al propio Francisco.

Esto es solo una muestra de hasta qué punto el Vaticano y la iglesia en general, está controlado por una panda de sinvergüenzas, formado por cardenales y obispos homosexuales, satanistas no pocos de ellos. Y por si esto fuera poco, el mismo Francisco, se ha encargado de nombrar para los más altos cargos de la Iglesia a conocidos cardenales que son abiertamente maricones, y también a obispos y sacerdotes, cuyo historial muestra que son seres depravados, corrompidos hasta límites que es difícil de aceptar.

No voy a entrar en detalles, pero hay obispados donde se celebran rituales satánicos en sus catedrales a escondidas del público, y lo mismo en algunas parroquias y casas religiosas. Si dijera lo que hay en estos terribles temas, a no pocas personas que pudieran escuchar este audio, podría suponerles una verdadera conmoción humana y espiritual.

Puedo hablar de superioras en conventos y en otras casas religiosas, ya sean de varones o femeninas, donde se practica abiertamente brujería y satanismo y esto que digo, está mucho más extendido de lo que los fieles católicos pueden pensar y sospechar.

Repito de nuevo que la decisión de Francisco de aplazar un tema tan urgente, no era otro que proteger a toda una pandilla de maricones existente en la cúpula de la iglesia. Y esta mafia homosexual, que está protegida por el propio Francisco, fue una de las causas que llevaron Benedicto XVI a pedir la renuncia.

Detrás de todo esto están los jesuitas, en cuanto que son ellos quienes controlan la iglesia católica por completo. Quien piense que es una casualidad providencial que, en estos momentos de la historia, la Iglesia tenga un Papa jesuita, está muy equivocado.

RESUMEN

No quiero alargar esto, pero antes quiero hacer un breve resumen:

1.- Ya desde los años 40 y 50, la iglesia fue masivamente infiltrada por seminaristas homosexuales y marxistas, tal como quedó confirmado, no solo por algunos agentes del servicio de inteligencia rusa, sino por otras personas como la secretaria del partido comunista norteamericano, Cristina Dodd.

2.- En estos momentos la iglesia esta totalmente controlada por una mafia de obispos y cardenales homosexuales, masones y muy próximos al marxismo.

3.- La Iglesia actual, es la descrita en el libro del Apocalipsis, una iglesia corrompida, prostituida por ideas próximas a la ideología de género, también a los postulados del aborto, ideológicamente marxista y muy infiltrada por la masonería satánica.

4.- Conviene que, los pocos católicos realmente creyentes que van quedando, vayan formando pequeños grupos de oración, cuyo centro sea el rezo del rosario por un lado y, la celebración eucarística en la medida que se pueda.

5.- Desde mi punto de vista, aconsejo no dar ni un solo céntimo, ni un centavo a esta iglesia totalmente controlada y corrompida por homosexuales y clérigos depravados.

6.- Con todo esto, no me refiero a los extraordinarios sacerdotes que se juegan la vida dando lo mejor de si mismos, quienes sorprendentemente, están siendo expulsados por esta pandilla de sinvergüenzas y maricones que controlan la Iglesia. Puedo hablar de sacerdotes que han sido expulsados, por no someterse a esta pandilla de asesinos de almas, vestidos de clérigos.

Nota de TD: Negritas e ilustración es añadido nuestro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s