El diario de el paco · España

En picado

No soy de tele aunque últimamente la tengo que tragar, sí o sí. Sorprendido (reconozco que a veces soy un poco ingenuo), ayer Domingo de Resurrección, curioseando me puse a buscar la programación religiosa y me topé con los espacios que el servicio público televisivo para el interés general concede a los protestantes (los pata negra, que el pseudocatolicismo protestantizado conciliar ese sí lo daba por hecho) y a los judíos (sin lugar a dudas, de interés general). Supongo que a la morisma también, y vaya a usted a saber a quienes mas, pero con dos tanteos ya tuve mas que suficiente. Desde luego era evidente que en este país de traidores (y me refiero al mismo pueblo, en la importante parte que le toca), aconfesional, apóstata, esto tenía que llegar. Y llegó, y sigue llegando, y seguirá llegando mas y mas. Era la consecuencia lógica, por no decir el objetivo buscado.

Por supuesto el episcopado traidor está encantado, pues ya se sabe que no importa lo que hagas y lo que creas, que todos somos “hijos del padre” y al final todos pa’rriba, sin excepción. Así que para qué preocuparse, como no sea del propio puestecito en el globalizado mercado de las religiones falsas: si todas valen lo mismo es que ninguna vale nada, pseudocatolicismo conciliar incluido.

Y luego nos quejaremos y nos preguntaremos que cómo es posible que hayamos llegado a esto.

Mientras que la intelectualidad patriótica liberal sigue pidiendo mas y mas democracia al tiempo que se mofa de Menéndez Pelayo y de nosotros los menendezpelayistas. Es que mientras algunos somos unos tontos y unos exaltados otros son muy pero que muy listos.

Mientras que el socialpatriotismo (es decir, nacionalsocialismo) sigue apelando a la raza (que no está mal); a Sócrates (que no está mal); también un poco a Jesús, pero como si fuera poco mas que otro Sócrates (que está bastante mal); y al volkgeist (que también está bastante mal).

No, todavía no nos la hemos dado (la buena buena, la dura de veras), no habéis visto nada todavía, aguardad, que os vais a enterar (el menda ya lo da por hecho y lleva años preparándose, al menos mental y espiritualmente).

O vaya usted a saber, tal vez sí nos la hemos dado pero después de pegárnosla, a fuer de ir tan, tan, tal lanzados nos pusimos a perforar la tierra a la mismísima velocidad del rayo. Por eso si a estas alturas todavía no nos hemos enterado del tortazo es que jamás lo haremos.

Empieza a resultarme enternecedor, como el que ve llorar a un niño al que le han robado el caramelo, el amargo paroxismo de los que ahora empiezan a avisar que se nos muere España. Lo siento mucho, España hace mucho que dejó de ser católica y por tanto España lleva ya mucho tiempo muerta, por mas que aun no os hayáis enterado, ni ganas tengáis de hacerlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s